Los diez años de la ‘Operación Jaque’

El 2 de julio de 2008 una tripulación del helicóptero MI-17 EJC 3375 de la Aviación del Ejército Nacional devolvió la libertad a 15 personas que llevaban varios años secuestradas en poder de la guerrilla de las Farc; de ahí su emblemático nombre “Libertad 1”.

El rescate de los secuestrados Ingrid Betancourt, 11 miembros de la fuerza pública y tres ciudadanos norteamericanos se dio gracias a la Operación que fue llamada ‘Jaque’; una acción de inteligencia planeada por las Fuerzas Militares para engañar a los guerrilleros de las Farc que los tenían en su poder.

En la presidencia de la época estaba Álvaro Uribe Vélez y quien, junto a ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, dieron la orden al comandante de las FF.MM., general Freddy Padilla y al del Ejército Nacional, general Mario Montoya, para ejecutar la operación que, de salir mal, pondría en riesgo la vida de los militares que la lideraban.

El plan era hacerles creer a los guerrilleros que un helicóptero civil de una organización humanitaria trasladaría a los secuestrados hasta el campamento de alias Alfonso Cano, quien en su momento ejercía como nuevo comandante de las Farc.

El operativo tomó fuerza y se puso en marcha luego de conocer la versión e información de Jhon Frank Pinchao, un subteniente de la Policía que se había fugado de ese grupo luego de haber sido secuestrado por las Farc en la toma a Mitú (Vaupés), en 1998.

Según narró a RCN Radio duró más de nueve años secuestrado por esa guerrilla y durante su cautiverio estuvo con Íngrid Betancourt, además con los tres contratistas estadounidenses Keith Stansell, Tom Howes y Marc Gonsalves.

Thumbnail

Cuenta también Pinchao que los constantes intentos de fuga de secuestrados como Ingrid Betancourt hicieron que permaneciera por meses encadenada a un árbol a modo de castigo. Él sí tuvo mayor suerte y tras planear por un año su escape lo llevó acabo el 27 de abril de 2007, fecha en la que inició una travesía por la selva para recobrar su libertad.

Según cuenta, caminó por entre la selva durante 12 días hasta que un grupo indígena lo puso en contacto con las autoridades.

“Muchas veces perdimos la esperanza, pero algo nos motivaba a planear una nueva fuga. Yo tuve que salir solo porque mis compañeros estaban castigados y amarrados. Cuando salí de allí caminé y caminé hasta encontrarme seguro”.

Pinchao entregó información fundamental a los equipos de inteligencia del Ejército Nacional para la realización de la Operación Jaque; información que incluía posibles ubicaciones y además el estado de salud de quienes seguían retenidos.

Aunque Pinchao celebra que diez años después la seguridad del país ha mejorado, indica que no hay que desconocer que surgieron otras amenazas.

“Veo al país cambiado y aunque paró la guerra no se puede desconocer que las disidencias están creciendo a pasos gigantes y han crecido tanto que si se dejan avanzan podrían a llegar a ser más fuertes y más grandes que las Farc”.

Thumbnail

La Operación Jaque también le devolvió la libertad al ahora coronel Raimundo Malagón, quien fue secuestrado en 1998 en La Uribe (Meta), en medio de un ataque de más de 200 guerrilleros.

En diálogo con RCN Radio aseguró que no olvida el momento en el que lo privaron de la libertad. Dice que no pensó que fuera a durar tanto tiempo.

“Nunca me imaginé que eso fuera a durar diez años de mi vida (…) Esa operación fue el regreso a la vida de personas que estábamos en el limbo, fue como la resurrección plena de un grupo que estábamos cerca de la muerte”.

Según el coronel Malagón, diez años después puede decir que fue una operación magistral que muestra cómo poner en práctica una estrategia en la que no se derramó ni una gota de sangre.

“Se respetaron los derechos humanos ya que no se hizo uso de la fuerza legítima del estado. Hoy día a esas personas que estuvieron arriesgando su vida para devolvernos a la libertad les doy las gracias”.

Tras recobrar su libertad, los ciudadanos norteamericanos que fueron rescatados en esa Operación Jaque regresaron a su país y allí plasmaron sus experiencias en un libro.

Ingrid Betancourt se alejó de la escena política, aunque en las últimas semanas reapareció para mostrar públicamente su apoyo al candidato a la presidencia Gustavo Petro.

Sobre los diez años de esta mega Operación el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, le dijo a RCN Radio que esta es la oportunidad perfecta para reiterar la contundencia de las Fuerzas Militares.

“Quienes conocemos de cerca la tragedia del secuestro tenemos que estar gratamente sorprendidos por una operación de inteligencia de fama mundial, son diez años en el que el prestigio de nuestra fuerza pública ha crecido y pudo dar golpes que permitieron acabar con el conflicto”.

“Libertad 1”, la aeronave que participó en la Operación Jaque tiene en su costado la sigla SAR (Salvamento Aéreo y Rescate), ya que en estos diez años se ha dedicado al desarrollo de misiones de este tipo, con más de 2.000 mil horas de vuelo.

La flota de helicópteros MI-17, aeronave escogida para la Operación Jaque se ha convertido en una de las más importantes por las misiones que cumple, en estas robustas máquinas se realizan evacuaciones aeromédicas, movimiento de personal, abastecimiento, extinción de incendios con el sistema bamby bucket, transporte de carga, entre otras.

Compartir:

Comments are closed.