El que dijo Uribe

Por Gustavo Alvarez Gardeazabal

Tal cual lo predijeron las encuestas, y con igual acierto que en la primera vuelta, el candidato del expresidente Uribe ganó las elecciones y pone a Colombia en una situación aparentemente muy cómoda para los dueños tradicionales del poder, pero en una  muy arriesgada para quienes apostaron por la paz de Santos aquí y en el extranjero  y temen que ella se desbarate.

El  nuevo presidente podría creerse que solo ha sido el que dijo Uribe. Durante su campaña el mayor esfuerzo estuvo concentrado en defender a Uribe de los ataques equivocados de Petro y, (ojo con eso), en ponerse el vestido que necesitara en cada ocasión. Si había que posar de bambuquero, lo hizo. Si de rockero, cogió guitarra. Si de centralista a ultranza, propuso volver a la Constitución de Núñez en 1886. Y si de moralista se trataba,para complacer a una parte de su electorado encabezado por Ordoñez y Vivian, pues se revistió de enemigo del matrimonio gay.

Pero el nuevo presidente no solo es el de Uribe, es también el de Luigi, el hijo de Fabio Echeverri, el viejo zorro que creó esta candidatura hace varios años y logró que el hoy elegido presidente le cargara  a su hijo la maleta en Washington los varios años que Luigui  representó a Colombia  como delegado en el BID. Si los muertos pueden ver desde la tumba, Fabio Echeverri Correa debe estar pleno por haber conseguido que un muchacho escogido por su ojo de águila y  tutelado hasta el más mínimo detalle por Luigui ( ejerció de gerente déspota de la campaña ganadora) haya obtenido la presidencia del país que Fabio,con honores, debería haber conseguido a lo largo de su productiva existencia.

Seguir de obediente a Uribe y a Luigui o separarse de ellos, es el principal dilema de quien es desde ayer presidente.Haga una cosa o la otra, agarrémonos de la silla.

@eljodario

[email protected]

Compartir:

Comments are closed.