Resurgen dudas sobre el proceso de venta de Cafesalud

Cuando se concretó la venta de Cafesalud al grupo Prestnewco por 1,2 billones de pesos, cerca de 5 millones de afiliados fueron trasladados a la nueva EPS Medimás, y con eso el pago de los recursos para la salud de esa población. Sin embargo, Cafesalud ya en el cierre tenía problemas financieros y autorizó cerca de 3 millones de todo tipo de servicios en salud, pero no garantizó una reserva de recursos para poder pagar esos servicios. 

Luego de un año de la venta, Medimás anunció que le va a cobrar a Cafesalud 475 mil millones de pesos por los servicios no prestados.

Es decir que al pago de los 1,2 billones de pesos habría que restársele 475 mil millones de pesos que ahora el comprador le está exigiendo al vendedor por acreencias.

El lío, no obstante, no para ahí. Hay un informe de una auditoría que realizó la Contraloría General en 2015 a Cafesalud, el cual establece que en el momento del traslado de los afiliados de Saludcoop a Cafesalud, ocurrió lo mismo: Saludcoop autorizó servicios que no tenía cómo pagar y afectó la liquidez de Cafesalud.

“Al no recibir los ingresos del último trimestre, pero si reconocer y registrar los costos y gastos relacionados con la prestación de servicios, se impactó negativamente la liquidez de Cafesalud, quien debe garantizar la prestación de los servicios de salud a sus usuarios”, señala el informe de ese entonces.

La almendra del asunto tiene que ver con una acción popular que tiene trámite en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca que fue quien ordenó la medida cautelar de vigilancia especial en octubre de 2017, y que fue prorrogada hace algunas semanas por la Superintendencia de Salud para que Medimás tenga que mantenerse bajo el giro directo de los recursos a sus IPS durante un año más, además de ser vigilada por la Superintendencia en detalle.

La venta de Cafesalud fue pactada en 1,2 billones de pesos, pero según explicó el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, en el contrato de compraventa se pactó el pago de 600.000 millones de pesos en materia de las deudas que tenía Cafesalud. Es decir, que una forma de pago era descontar las deudas de Cafesalud a los prestadores. Pero finalmente se logró la cuenta de cobro por 475.000 millones.  Gaviria agregó que tenía patrimonios negativos y le fueron facturados alrededor de dos billones de pesos en exceso a los ingresos de la Unidad de Pago por Capitación.

Hay que recordar que hace algunos días el Consejo de Estado ratificó la medida cautelar decretada por el Tribunal Administrativo y le exigió a Medimás atender a los usuarios a los que, siendo afiliados de Cafesalud, se les autorizaron servicios, pero luego de la venta, tuvieron que volver a interponer tutelas, pedir citas médicas o iniciar el trámite para tratamientos desde el comienzo.

Medimás aseguró que ha cumplido con el 98% de los 160 mil trámites legales represados como tutelas y PQR, que eran responsabilidad de Cafesalud. Y agregó que Medimás ha efectuado pagos por 12.112 millones de pesos por concepto de incapacidades y licencias a los pacientes que eran atendidos con Cafesalud.

La acción popular liderada por el senador Jorge Robledo y por otros coadyuvantes busca que se recuperen recursos de la salud de la venta de Cafesalud. Pero también están involucradas varias compañías privadas que contrataron asesorías con Prestnewco en el momento de la venta. Una de ellas es con la banca de inversión Lazard Colombia S.A.S por 12 mil millones de pesos. 

Los abogados de las compañías negaron en la audiencia pública cualquier fórmula de arreglo, y criticaron una supuesta presión política de parte de Robledo y los coadyuvantes.

Compartir:

Comments are closed.