Más de 1.000 establecimientos le estaban haciendo ‘conejo’ a la Ley Antitabaco  

Bogotá, 03 de junio_ RAM_Operativos llevados a cabo por la Secretaría de Salud (SDS) permitieron detectar más de 1.000 establecimientos que estaban incumpliendo las normas de la Ley Antitabaco (1335 de 2009), mediante la cual se busca limitar y prohibir el consumo de cigarrillos en lugares públicos.

Entre las principales causas de los incumplimientos estuvieron la ausencia de avisos relacionados con espacios libres de humo, la falta de estrategias para reducir el consumo, la venta de cigarrillos al menudeo y la presencia de elementos que facilitan o promueven el consumo de tabaco.

El tabaquismo, a pesar de ser la primera causa de muerte que se puede evitar, cada año provoca en el mundo la muerte prematura de cerca de siete millones de personas, de estas, seis millones por consumo y un millón por exposición al humo de tabaco.

Por esta razón la SDS desarrolló campañas como ‘Vincúlate’, la cual busca dar respuesta al consumo de sustancias psicoactivas, un fenómeno que por su complejidad se ha convertido en un tema de interés en salud pública.

La estrategia comprende Servicios de acogida, Puntos de intervención integral para el abordaje de personas que se inyectan drogas (PID), Servicios de orientación para jóvenes con consumos iniciales de sustancias psicoactivas (SOJU) y la Línea Psicoactiva Distrital (018000 112439).?

Cabe resaltar que además del cáncer de pulmón, el consumo de tabaco está asociado con otras patologías como las enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas y otros tipos de cáncer como los de boca, laringe y tráquea. Así mismo, 25 % de los infartos cardíacos en personas menores de 65 años se deben al tabaquismo.

Según el estudio de consumo de sustancias psicoactivas, en Bogotá, 51.3 % de las personas declara haber fumado cigarrillo alguna vez en la vida y 16.2 % usó esta sustancia al menos una vez en los últimos 30 días. En la ciudad, la edad promedio de inicio de consumo de tabaco es de 16 años.

También se detectó que el consumo de cigarrillo ha migrado de los espacios abiertos y los establecimientos públicos a los parques y a los hogares. El índice de hogares con exposición al humo de tabaco pasó de 22.5 % en 2016 a 24. 2% en 2017 y esta situación se presenta con mayor proporción en las localidades de Santa Fe, Candelaria y San Cristóbal.

 

Compartir: