Memoria Histórica entregó 80 informes sobre víctimas del conflicto a la Justicia Especial para la Paz

Bogotá, 17 de mayo_ RAM_–El Centro Nacional de Memoria Histórica entregó este jueves a la Jurisdicción Especial para la Paz 80 informes sobre las víctimas del conflicto, con el objetivo de que haya “una justicia orientada al esclarecimiento y la reparación integral de las víctimas”.

Al hacer la entrega, Gonzalo Sánchez, Director General del Centro Nacional de Memoria Histórica, dijo que se trata de informes “fruto de estos años de trabajo con las víctimas del conflicto armado, para poner su actividad al servicio de la nueva institucionalidad de la Justicia Especial para la Paz, comprometida con una justicia con memoria, y sin olvido como elementos centrales de la transición hacia la reconciliación”.

En la presentación, el Centro advierte que “quiere además visibilizar la voz de las víctimas quienes demandan no solo memoria, sino también justicia; una justicia que les permita a ellas y a la sociedad entera comprender por qué ocurrieron los hechos e identificar quiénes fueron los responsables; una justicia que lleve a esos responsables a rendir cuentas y a asumir, sin atenuantes, la responsabilidad moral y material por todo el daño causado; y una justicia vigilante que encamine a esos mismos responsables a comprometerse genuinamente con la reparación de sus víctimas”.

En el reporte, el Centro Nacional de Memoria resalta que “hace 10 años, el país no conocía las dimensiones de esta guerra, ni sus niveles de degradación. Tampoco reconocía los daños e impactos sobre el tejido social y sobre las comunidades campesinas, indígenas o afrocolombianas. Menos aún admitía las huellas de la violencia dejadas en mujeres, niños y niñas, personas pertenecientes a los sectores LGBT, los adultos mayores, o aún sobre los propios combatientes”.

Subraya que estos desconocimientos, acompañados en ocasiones de minimizaciones ofensivas, se fueron impugnando gracias al valor de las víctimas, sus organizaciones, y los movimientos sociales que han luchado contra la impunidad y el silencio. El CNMH, ha sumado a ellos sus esfuerzos a fin de contribuir a romper el silencio y la negación, y a concientizar a todos los colombianos sobre la magnitud y complejidad del conflicto armado y la violencia.

En los 80 informes que ahora el CNMH entrega a la Justicia Especial para la Paz (JEP) resuenan las voces de las víctimas y se plasman los esfuerzos de los equipos interdisciplinarios que buscan ofrecer información y análisis de contexto que puedan ser útiles para la realización de la enorme tarea que le espera a la JEP, puntualiza.

Explica que algunos de estos esfuerzos se han centrado en esclarecer y comprender cada modalidad de violencia ocurrida en el marco del conflicto armado (desaparición forzada; violencia sexual; minas antipersona; tomas y ataques guerrilleros; masacres; secuestros, por mencionar algunos); otros han buscado dar cuenta de las dinámicas de violencia y resistencia en contextos regionales precisos (Medellín, Catatumbo, Montes de María en curso), mientras otros buscan dilucidar las trayectorias de cada uno de los actores armados (FARC, Bloques de las Autodefensas, Grupos Armados Posdesmovilización), o los factores dinamizadores subyacentes al conflicto armado (las luchas y conflictos por la tierra; y las lógicas de estigmatización y persecución política, por ejemplo).

Un conjunto importante se ha centrado en comprender las afectaciones y las lógicas que dinamizan la violencia contra sujetos victimizados específicos (mujeres, personas de sectores LGBT, comunidades campesinas, comunidades étnicas, niños y niñas, corrientes políticas).

En todos estos esfuerzos de esclarecimiento y construcción de memoria histórica, la voz de las víctimas ha sido central y ha permitido que los informes pongan al descubierto las responsabilidades de todos los actores involucrados directa o indirectamente en el conflicto armado. Son estos testimonios el motor para desentrañar alianzas, actores y condiciones sociales, políticas, económicas y culturales subyacentes a la guerra.

Hoy el Centro, con esta entrega, quiere poner estos resultados al servicio de la paz y de una justicia orientada al esclarecimiento y la reparación integral de las víctimas, puntualiza

Compartir:

Comments are closed.