El único proponente de TransMiCable

El Consorcio Cable Móvil quedó inhabilitado en la evaluación preliminar, pero radicó documentos para aclarar la situación. Sin embargo, sigue la pregunta si puede acreditar la experiencia de otra empresa, que aparentemente no controlan.

Experiencia: la duda sobre el único oferente para operar Transmicable

El futuro del contrato para la operación del Transmicable de Ciudad Bolívar se definirá en la mañana de este jueves. Si bien, el único oferente resultó inhabilitado en la evaluación preliminar, los integrantes del consorcio presentaron a tiempo documentos con los que buscan resolver las dudas y, de esta manera, poder quedarse con el contrato por $91.000 millones, que les permitiría manejar durante 66 meses el sistema. No obstante, hay un elemento poco claro: su experiencia. 

Al proceso solo se presentó el consorcio Cable Móvil, integrado por Transdev de Chile y Fanalca de Colombia, ambas con negocios en el sector transporte, especialmente en Transmilenio y Transantiago(Chile). Como parte de las condiciones de experiencia, los pliegos exigían que al menos uno de los integrantes hubiera operado un sistema de cables.

En los documentos de la propuesta la empresa chilena, a pesar de que solo ha trabajado con buses y no ha operado directamente ningún sistema de cable aéreo, aportó dos contratos ejecutados en Europa por las firmas SCV Domaine Skiable y Gran Massif Domaine Skiables, que entre ambas tienen capacidad para movilizar 4.250 pasajeros hora/sentido, es decir, 70 por minuto. Sin embargo, en la evaluación preliminar, Transmilenio los rechazó al indicar que no había demostrado que Transdev Chile controlara esas empresas, como para acreditar esa experiencia como suya.

Según el Código de Comercio, una sociedad es controlada cuando sus decisiones dependen de la voluntad de otra, que será su matriz o controlante. El control puede ser directo (la controlada se llamará filial) o por intermedio de subordinadas de la matriz (la controlada se llamará subsidiaria). El mismo Código dice que una situación que configuran control es que más del 50% de las acciones pertenezcan directamente a la matriz o por intermedio de sus subordinadas. En este caso, la empresa chilena tendría que demostrar que tiene poder de decisión sobre las dos empresas europeas.

Para hacerlo, el Distrito le dio plazo al consorcio para aclarar la situación y el término se cumplió la semana pasada. A pesar de que la empresa chilena presentó certificados sobre los contratos en Europa, donde se especifican los detalles de la operación, no entregó uno que resolviera la duda de Transmilenio. Lo que hizo fue citar normas nacionales en las que, a su criterio, demostrarían la validez de los documentos y, por lo tanto, que estarían habilitados para ganar el contrato.

En la explicación Transdev Chile expuso que pertenece una empresa denominada Transdev Group, cuya casa matriz es la sociedad Caisse des Despots. Esta, a su vez, es dueña en Europa del 39,5% de las acciones de la firma Compagnie Des Alpes, propietaria de SCV Domaine Skiable LTD y de Gran Massif Domaine Skiables, que son las que “cuentan con la experiencia requerida en el pliego de condiciones”, dice el documento.

Y agregó que, el “principal efecto de la configuración de la situación de control, según el Código de Comercio, es que la sociedad matriz consolide los estados financieros de las subordinadas. En los pliegos de la licitación se estableció que si el proponente es extranjero el control efectivo se podrá acreditar mediante certificado de existencia o a través de esos estados financieros consolidados”.

Aunque Transdev Chile efectivamente entregó los estados financieros de la casa matriz, con los que pretende validar la experiencia de las empresas europeas como suya, a criterio de expertos en contratación lo único que demuestra es que pertenecen al mismo grupo empresarial y responden a la misma casa matriz, pero no que la empresa chilena ejerza control sobre las dos europeas. 

“Piense en dos hermanos. A pesar de que saben que ambos tienen derecho a la herencia de su papá, uno no puede hacer planes con el dinero del otro. Lo mismo en el caso de las empresas. Un medio de comunicación no puede decir que está en capacidad de hacer gaseosas, por tener la misma casa matriz. Otra cosa es si la casa matriz, que es la que controla al resto de empresas y toma las decisiones, es la que se presenta a la licitación. Ella sí podría acreditar la experiencia y el control, pero en este caso de Transdev Chile, sería imposible”, explica un experto en contratación.

Por ahora, la decisión está en manos de Transmilenio, que sigue analizando los documentos aportados por el consorcio que aspira a quedarse con el contrato para operar el Transmicable de Ciudad Bolívar. Al final de este miércoles se conocerá la evaluación final y en la mañana de este jueves se realizará la audiencia de adjudicación, en la que se conocerá si las explicaciones que brindó el oferente fueron aceptadas y le adjudican el negocio o si definitivamente, deben declarar la licitación desierta.

TOMADO DE EL ESPECTADOR

Compartir: