Timochenko’ invita a Uribe a comparecer ante la Comisión de la Verdad

Bogotá, 15 de mayo_ RAM_–El cabecilla de las exFarc y ahora de Farc, alias “Timochenko”, invitó nuevamente a una reunión al expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez. “Encontrémonos ante la Comisión de la Verdad, con el propósito expedito de aclarar nuestras responsabilidades del pasado. Fije la fecha e iremos juntos”, le dice en un escrito publicado en Internet.

Igualmente, Timochenko se dirige a “Ingrid Betancur, a Clara Rojas, a Sigifredo López y a todos los colombianos y colombianas que en uno u otro momento fueron a parar a las llamadas cárceles de las FARC, incluyendo desde luego a policías y soldados y a las familias de todos ellos”, para pedirles “perdón público por todos y cada uno de los sufrimientos ocasionados en los trágicos días de la guerra, por lo que les planteamos coordinar esfuerzos para tal evento”.

En el escrito el cabecilla de las Farc hace un recuento del proceso de conversaciones y los tropiezos para llegar al acuerdo del fin del conflicto y advierte que el acuerdo no fue para el grupo guerrillero “sino para todas las generaciones futuras que se merecen un mejor mañana”.

Habla que “los Estados facilitadores y amigos de proceso, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, lo mismo que la opinión pública nacional e internacional, son testigos de los tropiezos sufridos en el proceso desde la firma del Acuerdo Definitivo en el Teatro Colón. El Congreso Nacional, en incomprensible gesto de hostilidad, decidió desconocer importantes aspectos y compromisos pactados en La Habana, bajo la batuta caprichosamente interesada del señor Fiscal General de la Nación”.

Y luego del jefe del Estado: “Presidente Santos, lo conocimos en la guerra. Tan feroz se mostró en el campo de batalla, que llegó a cometer sentidos errores. Sin embargo debemos reconocer su valentía en la búsqueda de la paz. Hubo quienes lo calificaron de traidor por haber reconocido el conflicto interno y allanado el camino a la reconciliación nacional. Ha tenido que enfrentar el odio, la mentira, la polarización y las más sucias tretas de diversos sectores empeñados en hacer naufragar la paz”.

Timochenko subraya que “el Acuerdo de Paz está blindado” y que así lo entendió la Corte Constitucional al declarar exequible el Acto Legislativo número 02 de 2017. “Lo reconoce el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Lo acepta y aplaude la comunidad de naciones”, precisa y añade:

 

“No vamos a forzar absolutamente nada, se trata simplemente de honrar la palabra que comprometió al Estado colombiano y a nuestra antigua insurgencia. El hermoso sueño de la paz puede ser una realidad irreversible si usted decide actuar”.

Al Fiscal Néstor Humberto Martínez le dice que “un gesto suyo a favor de la paz podría cambiar la percepción del país en torno a sus actuaciones”, recordándole que mantuvo silencio durante las conversaciones de paz y que una vez elevado a Fiscal General de la Nación intentó hacer trizas aspectos centrales del Acuerdo.

“A algunos les torció el brazo dejándolos truncos y a otros los ha desconocido olímpicamente. Sabe usted cuáles son. Ahora orquesta imputaciones penales con alcances de extradición, carentes de veracidad, acompañadas de procedimientos caprichosos, que afectan sensiblemente el nombre de importantes integrantes de nuestras filas”.

Después se dirige al senador Álvaro Uribe Vélez y le recuerda que le extendió desde La Habana “un ramo de olivo en momentos en que se desarrollaban los diálogos de paz”.

También señala:

“A estas alturas debe tener claro usted que los desarrollos del proceso terminarán por conducirlo ante la Jurisdicción Especial para la Paz. Solo esa razón explica su afán por destruir la justicia especial, sueño imposible, y el que su candidato a la Presidencia, por insinuación suya, proponga una sola Corte para Colombia, pretendiendo arrasar con ello las instancias de jurisdicción ordinaria en las cuales su nombre, por razón de sus múltiples conductas, se ventila y encuentra en vilo.

“No obstante, aceptando que usted, nosotros y muchos otros nos encontramos a las puertas de responder ante la justicia, por conductas relacionadas con el conflicto interno, bueno sería darle al país un ejemplo acerca de en qué consiste la búsqueda y el esclarecimiento de la verdad. Por esto, le formulo una nueva invitación. Encontrémonos ante la Comisión de la Verdad, con el propósito expedito de aclarar nuestras responsabilidades del pasado. Fije la fecha e iremos juntos”.

Mientras tanto, subraya Timocheko, quisiera dirigirme a la doctora Ingrid Betancur, a Clara Rojas, a Sigifredo López y a todos los colombianos y colombianas que en uno u otro momento fueron a parar a las llamadas cárceles de las FARC, incluyendo desde luego a policías y soldados y a las familias de todos ellos. Deseamos pedirles perdón público por todos y cada uno de los sufrimientos ocasionados en los trágicos días de la guerra, por lo que les planteamos coordinar esfuerzos para tal evento.

Y concluye: “A todos los colombianos y colombianas es mi deseo recordarles que al firmar los Acuerdos de La Habana, la suerte de nuestro país quedó echada. Construimos entre contrincantes a muerte una fórmula de reconciliación y justicia social para nuestra patria. El Acuerdo no fue para las FARC sino para todas las generaciones futuras que se merecen un mejor mañana. A todas y todos los invitamos a defender este empeño sagrado. No más odio e intolerancia en Colombia”.

Compartir:

Comments are closed.