Gobierno reconoció aumento de cultivos ilegales en el país

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, reconoció la responsabilidad de su Gobierno en el aumento de los cultivos ilegales en el país, durante los últimos tres años.

Al responder a un artículo del diario El País, Santos afirmó que Colombia nunca ha tenido el control del negocio del narcotráfico, pero reconoció que “es cierto que los cultivos ilícitos han aumentado en los últimos tres años y yo asumo esa responsabilidad”.

El presidente aseguró que el Gobierno tiene responsabilidad “precisamente por imponer a las Farc en la agenda el tema del narcotráfico y eso tuvo un incentivo perverso, porque los campesinos dijeron: ‘aquí va a haber una sustitución voluntaria, entonces va a haber beneficios cultivando coca, pues vamos a sembrar coca y se aumentó'”.

Santos subrayó que le preocupa mucho el asesinato de líderes sociales y puntualizó que estos crímenes hacen parte de la represalia de los narcotraficantes que se oponen a la sustitución voluntaria de cultivos, porque son su materia prima, pero advirtió que dispuso miles de soldados y policías para enfrentar ese flagelo.

De otro lado, Juan Manuel Santos señaló que el proceso de paz con  las Farc “ha sido el más calumniado del mundo”, para tratar de desfigurar por motivos políticos sus objetivos, pero acotó que estas críticas han servido para ser más rigurosos en la implementación de lo pactado.

“En este proceso de paz que ha sido tan calumniado, la verdad está saliendo adelante demostrando que ese cuento del castro-chavismo son puros fantasmas de la política que todo lo distorsiona. Muchos decían que las Farc tenía mucho dinero para comprar elecciones y eso quedó desvirtuado”, resaltó Santos.

Reconoció que le hubiera gustado que el resultado de las elecciones para las Farchubiera sido mejor, pero destacó que “sus atrocidades no lo permitieron”.

Referente al tema del proceso de paz, el presidente Santos dijo que le entrega al próximo Gobierno  un país mejor “que el que recibimos, una economía más sólida con la más alta inversión extranjera, cuentas fiscales responsables y espero que mi sucesores sigan construyendo sobre lo que ya está construido y con la paz y socios como España todo va a a ser más fácil”.

Añadió que el próximo Gobierno no va a tener mucho margen de maniobra para cambiar la estabilidad y la política económica social y dijo que espera que el nuevo Presidente la mantenga.

Compartir: