Eliminación de ceros al peso, aprobado en primer debate en Congreso

Bogotá, 09 de mayo_ RAM_En mi primer debate, la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley que busca eliminar tres ceros al peso colombiano.

Cabe resaltar que la iniciativa aún falta tres debates más: uno en plenaria de Cámara y dos en Senado.

De acuerdo con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, esta iniciativa simplificará la vida de todos los colombianos ya que será más fácil el manejo de los precios.

“Sobre todo le haremos más fácil la vida a los turistas que llegan al país y que se confunden al tener que manejar tantos dígitos”, comentó Cárdenas.

El ministro Cárdenas explicó que el período de transición para la entrada en plena operación de estos nuevos billetes irá del año 2020 al 2023. En dicho periodo, estarán circulando tanto los actuales billetes como esta nueva denominación.

Cabe mencionar que al terminar el periodo de transición, los billetes que tengan todavía los tres ceros perderán curso legal y sólo podrán ser canjeados en el Banco de la República y en los establecimientos de crédito.

La eliminación de los tres ceros en los nuevos billetes no tendrá ningún costo.

Por último, el ministro Cárdenas aclaró que no es cierto que la eliminación de los tres ceros vaya a dar cabida para aumentar los precios de los productos y por ende generar inflación.

“Eso no es cierto. El ejercicio que hicimos en el debate fue el siguiente: un frasco de aceite que actualmente cuesta $2.950 pasaría a valer $2.95 o el pasaje de TransMilenio que cuesta $2.300 pasará a ser $2.30; no hay necesidad de redondeo porque serán los mismos precios que tenemos”, explicó el ministro Cárdenas.

Durante dicho periodo, señaló el Ministro, estarán circulando tanto los actuales billetes como esta nueva denominación.

Una vez concluido el período de transición, los billetes que tengan todavía los tres ceros perderán curso legal y sólo podrán ser canjeados en el Banco de la República y en los establecimientos de crédito.

Aclaró, además, que la eliminación de los tres ceros en los nuevos billetes no tendrá costo alguno.

Sin embargo, acuñar nuevas monedas para esta reconversión sí tendrá un costo de 300 mil millones de pesos. Más un costo adicional de 50 mil millones de pesos para los planes de orientación y cultura para los colombianos.

El ministro Cárdenas aseguró que no es cierto que la eliminación de los tres ceros vaya a dar cabida para aumentar los precios de los productos y por ende generar inflación.

“Eso no es cierto. El ejercicio que hicimos en el debate fue el siguiente: un frasco de aceite que actualmente cuesta $2.950 pasaría  a valer $2.95 o el pasaje de TransMilenio  que cuesta $2.300 pasará a ser $2.30; no hay necesidad de redondeo porque serán los mismos precios que tenemos”, añadió.

Señaló que para evitar la especulación de precios hay un artículo especial en la ley que dice que la Superintendencia de Industria y Comercio estará vigilante para evitar que se presente cualquier tipo de abuso.

La iniciativa tiene el apoyo del Banco de la República y de la Fiscalía General de la Nación, no así del sector bancario que ha expresado reparos a este proyecto.

Desde el año 2000 diversas administraciones han intentado sacar adelante esta iniciativa en el Congreso de la República.

La oposición

Desde el Partido Liberal la representante Ola Lucía Velásquez argumentó que esta iniciativa la toman países que tienen una inflación desmedida –situación que no se vive en Colombia– y que puede generar un impacto psicológico a los colombianos, principalmente entre quienes reciben un salario mínimo.

Señaló quitarle los tres ceros al peso podría generar un impacto económico a futuro, en términos de inflación.

“Han tomado muchos países esta medida cuando tienen una hiperinflación y Colombia tiene la inflación controlada gracias a la buena gestión también, que obedece al Banco de la República”, afirmó.

Y agregó: “La ilusión del dinero: creo que en la medida que se bajen los tres ceros la gente va a pensar que tiene menos, la gente va a tener una baja autoestima frente al poder adquisitivo porque siente que sus activos y sus ingresos disminuyeron”.

Para la congresista, “en la medida que se le quiten los ceros todos los bienes y servicios suben, porque se siente que se está cobrando muy poco”.

Compartir: