El histórico abrazo entre el exparamilitar Ernesto Báez y Rodrigo Granda de Farc

Durante años, alias Ernesto Báez y Rodrigo Granda, miembros de los paramilitares y las Farc, respectivamente, se enfrentaron a sangre y fuego en el país, pero dieron una muestra de reconciliación en Medellín.

Con un abrazo, estos exjefes de las AUC y el ahora partido político Farc prometieron no volver a empuñar un arma ni regresar a la guerra, y por el contrario indicaron que trabajarán por construir la paz en Colombia.

“Tengamos presente a la masa anónima de colombianos que vertieron su sangre inocente en una guerra absurda y burda que jamás debio darse en este país. No me cansaré nunca de pedirle perdón a Colombia, a la historia, a la sociedad y a Dios por lo que hicimos, el daño fue terrible”, expresó Báez.

Granda también tuvo la palabra y contó cómo fue el proceso del acuerdo de paz en La Habana. “La mayoría de los mandos y toda la guerrillerada, cuando dijimos vamos a firmar la paz para Colombia, todos levantamos la mano, dijimos no más a la guerra y nos vamos a salir de ella. Aquí estamos, con dificultades, pero no volveremos a la guerra, no hay poder humano que nos haga reversar a esa condición”, dijo.

En el encuentro también participaron Jaime Fajardo Landaeta, negociador del proceso de paz entre el Gobierno y el Ejército Popular de Liberación (EPL); Luis Guillermo Pardo, del Movimiento 19 de abril (M-19) y Eduardo Martínez, gestor de paz del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Compartir: