Narcotráfico, erradicación y dinero de Farc: reformas que Duque haría a acuerdo de paz

“Un presidente no puede dividir entre amigos y enemigos de ninguna causa”, así opina el candidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque, quien compartió, en entrevista con El Radar, su opinión de lo que se puede mejorar o reformar del acuerdo de paz suscrito entre el Gobierno Santo y las Farc.

“Quiero gobernar a Colombia y escuchar a todas las personas que puedan aportar para construir un mejor país”, expresó Duque, quien cree que “estamos en un cambio generacional y esta generación debe empezar a gobernar”.

Y es que la polarización por el acuerdo de paz con la extinta guerrilla es uno de los temas más relevantes dentro de la agenda política, por lo que Duque aclaró que “con los acuerdos, ni trizas ni risas”, y expresó sus opiniones, referente al tratamiento del narcotráfico, la erradicación de cultivos, los dineros no entregados por las Farc y el funcionamiento de la JEP.

“Creo que no podemos dejar que haya personas que se quieran burlar del Estado de Derecho”, dijo el aspirante uribista al afirmar que en el proceso “se han cometido errores. El primero: dejar que el narcotráfico sea un delito conexo al delito político por ende amnistiable. Es un incentivo para que esa actividad criminal siga siendo combustible del terrorismo”.

Duque dijo que quiere “llegar el 7 de agosto al Congreso con una reforma constitucional para que nuestra carta política diga de una vez por todas que el narcotráfico no es un delito conexo al delito político y por ende no es un delito amnistiable. Es un delito grave y hay que separarlo para que no siga siendo un vehículo a través del cual se financie más armamento y más terrorismo”.

Su segundo comentario al acuerdo de paz de vista tiene que ver con la erradicación y sustitución de cultivos que, dijo, deben ser “obligatorias, no voluntarias”.

“Tercero: armas y dineros escondidos que no fueron entregados ni para su destrucción ni para reparar a las víctimas claramente significa una burla al Estado de Derecho. Por lo tanto, los cabecillas deben perder los beneficios”.

Y frente a la Justicia Especial para la Paz, expresó que “es absolutamente claro como está allí que quien diga, entre comillas, toda la verdad no tendrá cárcel y además en la Ley Estatutaria dejaron que decir la verdad no significa aceptar responsabilidades, además pueden ser compatibles las sanciones con la representación en política”.

Por eso, a su modo de ver, “es una violación flagrante de los compromisos de proporcionalidad que Colombia suscribió cuando entró al estatuto de Roma”.

BLU RADIO

Compartir:

Comments are closed.