Decretan cuatro días de duelo nacional en Ecuador por muerte de periodistas

A través de un decreto expedido este 13 de abril, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, declaró cuatro días de duelo nacional por el asesinato de los tres miembros del diario El Comercio asesinados en cautiverio.

Además, en el decreto se informa que la bandera ecuatoriana permanecerá a media asta en todos los edificios públicos y privados tanto civiles como militares.

Los cuatro días de duelo iniciaron este 13 de abril y finalizarán el 16 de abril en medio de actos conmemorativos en honor a los periodistas que fallecieron a manos de disidencias de las Farc comandadas por alias ‘Guacho’.

Este es el decreto que expidió el Gobierno de Ecuador: 



Ecuador ha encajado el duro golpe de conocer que los tres miembros del equipo periodístico secuestrados el 26 de marzo fueron asesinados por sus captores, un hecho inédito en el país y que lo sitúa en la macabra línea de fuego del narcoterrorismo.

“Con profundo pesar, lamento informar que se han cumplido las doce horas de plazo establecido, no hemos recibido pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato nuestros compatriotas”, reveló hoy el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, en una comparecencia ante la prensa en la sede del Sistema Integrado de Seguridad ECU911, en Quito.

Sus palabras ponían fin a 18 días de incertidumbre acerca de la suerte del periodista Javier Ortega, de 36 años, del fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y del conductor Efraín Segarra, de 60, del diario El Comercio, de Quito, que habían acudido a la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, para realizar un reportaje sobre la inseguridad en la zona desde enero.

Detrás del secuestro y asesinato de los ecuatorianos está según las autoridades de ambos países Walter Patricio Arizala Vernaza, alias “Guacho”, oriundo de Ecuador y que pasó de ser un pequeño comerciante a convertirse en el sanguinario líder de la disidencia de las FARC, al considerar que el Gobierno de Juan Manuel Santos ha incumplido sus promesas del acuerdo de paz de 2016.

Moreno había dado anoche un ultimátum a los captores para que presentaran una prueba de vida sobre los rehenes, después de que salieran a la luz unas fotografías en las que aparecían muertos pero que no habían podido ser confirmadas por ninguna fuente oficial.

En caso contrario, tal y como ha sido, advirtió que las fuerzas policiales y militares emprenderían “acciones contundentes”, que no especificó, y tras expirar el plazo hoy ordenó a los cuerpos de seguridad reanudar sus actividades en las áreas donde operan los grupos armados residuales, principalmente en la divisoria.

Compartir: