Humberto de la Calle e Iván Duque chocan por extradición de Jesús Santrich

El candidato liberal aseguró que, si se confirman los hechos por la JEP, y si es presidente, lo extraditaría. Por su parte, Duque criticó las demoras ante la “evidencia concluyente” señalada por el propio fiscal general de la Nación.

En el debate organizado este jueves por el Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), Humberto de la Calle, del partido Liberal, e Iván Duque, del Centro Democrático, mostraron sus discrepancias frente a la eventual extradición del líder exguerrillero Jesús Santrich, solicitada por una corte en Estados Unidos.

Aunque ambos concordaron en que, de ser presidente, extraditarían al exguerrillero, la diferencia radica en el procedimiento previo a esa extradición. De la Calle sostuvo en que el único requisito era que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), verificara los hechos y que determinara si estos se cometieron, efectivamente, luego de la firma del acuerdo de paz.

“Todo el que delinca de ahí en adelante tiene que afrontar el rigor de la justicia. Si Santrich incurrió en la conducta que se le imputa, y yo soy presidente, lo extradito porque eso demuestra que el acuerdo no era para la impunidad, sino que está funcionando”, dijo De la Calle.

Duque, por el contrario, señaló que el fiscal general Néstor Humberto Martínez, había sostenido por televisión, al lado del presidente Juan Manuel Santos, que la evidencia era concluyente, y que, a pesar de eso, la JEP anunció que se tomará 120 días para estudiar el caso “cuando no tiene procedimientos autorizados, ni normas ni protocolos para determinar si lo que hizo Santrich es cierto o no”.

“No nos burlemos del país de esa manera. (Lo de Santrich) fue una decisión de la Interpol, solicitada por una corte federal en Estados Unidos, después de valorar toda una investigación de la DEA. A ese señor lo tiene que extraditar, y ligero, porque es un narcotraficante”, comentó Duque. Resaltó, además, que Santrich no era un guerrillero de bajo rango, sino uno los negociadores de esa guerrilla en La Habana.

En respuesta, De la Calle señaló que lo dicho por Duque tenía “cierto tufillo demagógico”, teniendo en cuenta que la consulta y el examen a una solicitud de extradición frente a un colombiano es un requisito en la legislación. “No se trata de Santrich frente a la JEP, sino sobre cualquier colombiano pedido en extradición. La Corte Suprema examina las pruebas desde la veracidad de los hechos. No se trata de juzgar al extraditable, que será juzgado afuera”, expresó el candidato liberal.

Sostuvo que lo que no puede pasar es que un juez norteamericano solicite y el ciudadano salga sin que un juez colombiano examine la veracidad de los hechos. “Su posición ex tremendamente exagerada (…) No faltaba más que cualquiera pedido en extradición, sin examinar la solidez, se lleve a unas cortes en Estados Unidos. Discrepo de manera radical”, apuntó De la Calle.

A lo que Duque volvió a contestar: “Claramente tiene que haber una valoración, pero ante la evidencia concluyente, la celeridad de las extradiciones son otra cosa. ¿Dijo mentiras el fiscal?”. Aprovechó para criticar el acuerdo de paz y señalar que si las Farc hubiesen entregado toda la información sobre la actividad del narcotráfico (rutas y socios), no hubiese sucedido lo que sucedió con Santrich.

Compartir: