Presidente de Ecuador regresa a Quito por supuesta muerte de periodistas

Una nueva prueba sobre el posible asesinato de los periodistas ecuatorianos secuestrados desde el pasado 26 de marzo, se dio a conocer este jueves.

Se trata de unas imágenes reveladas por el canal de noticias RCN TV, en las que se evidencia que los comunicadores de El Comercio fueron asesinados en cautiverio.

Aunque el Gobierno de Colombia y el de Ecuador no se han pronunciado al respecto, el presidente Lenín Moreno, quien se encontraba en la Cumbre de las Américas, decidió devolverse a su país por la situación de los comunicadores. Fuentes en Ecuador confirmaron la muerte del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paul Rivas y el conductor Efraín Segarra habían sido secuestrados el pasado 26 de marzo mientras llevaban a cabo un trabajo periodístico en la región de Mataje en la frontera con Colombia.

Desde ese momento el gobierno colombiano y el ecuatoriano anunciaron un trabajo conjunto para buscar su liberación. El ministro del Interior ecuatoriano, César Navas aseguró que llevaban a cabo negociaciones para rescatarlos y que estaban en buen estado de salud.

Este miércoles esa misma autoridad desmintió que en la zona se hayan llevado a cabo “operaciones ofensivas” que hayan llevado a su muerte. Así lo había asegurado el supuesto comunicado del frente Oliver Sinisterra de las disidencias de las Farc.

Los familiares de los secuestrados se encuentran actualmente en Lima a donde habían llegado para dar visibilidad al caso en la Cumbre de las Américas y buscar una reunión con el presidente Juan Manuel Santos para que Colombia incrementará su presencia en la zona y las operaciones.

Presidente Lenín Moreno vuelve a Ecuador por “situación crítica” para acompañar a familias de periodistas

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, reveló que abandonó la Cumbre de las Américas en Perú para regresar a su país por la “situación crítica” que se vive en su país y para “acompañar a las familias” de los periodistas secuestrados.

 

“He decidido retornar inmediatamente al Ecuador por la situación crítica que vivimos en estos momentos. Regreso junto a familiares de Javier, Paúl y Efraín”.

A las 3 de la tarde, la Fundación las entregó al gobierno colombiano, mientras que Fundamedios informó al Estado ecuatoriano sobre lo sucedido.

Tras recibir las imágenes, el vicepresidente Óscar Naranjo informó sobre un proceso en trámite para hacer las verificaciones correspondientes y establecer contacto con las autoridades de Ecuador.

Por su parte, la FLIP recordó que 4 horas antes de conocerse las fotografías, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó medidas cautelares a favor de los tres periodistas.

Así mismo, la fundación condenó la actuación de los gobiernos de Ecuador y Colombia y los señaló duramente por su falta de diligencia “los gobiernos de Lenin Moreno y Juan Manuel Santos no han trabajado conjuntamente para conseguir la liberación oportuna de los tres trabajadores. Adicionalmente, no se ha acudido de manera eficiente a organizaciones internacionales humanitarias o a otros posibles mediadores -como la iglesia católica- para facilitar la liberación”.

Por último, la Fundación indicó que debido a la gravedad del contenido de las imágenes exige al gobierno colombiano que se pronuncie sobre la veracidad de las mismas.

A propósito, el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas avanza en una reunión de generales después de haber terminado su agenda en Manizales donde habló de seguridad, pero no se pronunció sobre el caso de los ecuatorianos.

La Fuerza Pública confirmó que ya tiene las fotografías en su poder y están verificando su autenticidad. Sin embargo, se pudo confirmar que en suelo colombiano no se han encontrado cuerpos en las últimas horas que puedan inferir o confirmar una posible muerte de los secuestrados.

El trabajo de todas las autoridades colombianas ecuatorianas gira alrededor de tratar de establecer lo ocurrido con los periodistas y el conductor.

Mientras tanto, en Perú, en la Cumbre de las Américas, la canciller ecuatoriana sostuvo una reunión con algunos de los familiares tras la que se mostró bastante acongojada

El siguiente es el comunicado de la Flip:

“Hacia la 1:30 p. m. de hoy 12 de abril, Noticias RCN conoció 3 delicadas fotografías de los tres trabajadores de El Comercio secuestrados por disidencias de las Farc y puso ese material en conocimiento de la Flip. A las 3 de la tarde, la Fundación las entregó al gobierno colombiano. Por su parte, Fundamedios informó al Estado ecuatoriano sobre lo sucedido.

Una hora después de que la Flip entregara las imágenes, el vicepresidente Óscar Naranjo respondió que se está dando trámite para hacer las verificaciones correspondientes y para establecer contacto con las autoridades ecuatorianas.

A las 5 de la tarde, RCN Noticias hace público su conocimiento de las fotografías. Antes de esto, Fundamedios había entregado el material a los familiares de los tres secuestrados.

Previamente, a las 10 de la mañana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó medidas cautelares a favor de los tres periodistas. Esta decisión ordena a los Estados ecuatoriano y colombiano a: (1) adoptar medidas necesarias para salvaguardar la vida de los tres periodistas, (2) garantizar que estos puedan desarrollar sus actividades periodísticas sin intimidación, amenazas u otros hechos de violencia y (3) informar sobre acciones adoptadas para investigar los hechos.

Según el Principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión, “El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada.”

La Flip condena la actuación de los gobiernos de Ecuador y Colombia por su falta de diligencia en proteger la vida de los reporteros. Los gobiernos de Lenin Moreno y Juan Manuel Santos no han trabajado conjuntamente para conseguir la liberación oportuna de los tres trabajadores. Adicionalmente, no se ha acudido de manera eficiente a organizaciones internacionales humanitarias o a otros posibles mediadores -como la iglesia católica- para facilitar la liberación.

Debido a la gravedad del contenido de las imágenes y al clamor de las familias por conocer la verdad, la Flip le exige al gobierno colombiano que se pronuncie sobre la veracidad de las mismas. En el mismo sentido, la Flip enfatiza que los gobiernos ecuatoriano y colombiano deben actuar de forma más diligente, armónica y transparente. La gravedad de los hechos exige acciones más responsables”.

 

 

 

Compartir: