Gobierno autoriza vigencias futuras para obras viales de Ruta del Sol II y en Santander

Bogotá, 09 de abril_ RAM_ El Gobierno Nacional, a través del el Consejo Superior de Política Fiscal (Confis), aprobó $480.000 millones en vigencias futuras para atender las inversiones requeridas en el proyecto Ruta del Sol II, así como para la construcción de la variante de San Gil, en Santander.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, anunció que el Consejo Superior de Política Fiscal (Confis) aprobó un aval fiscal por $300 mil millones que permitirá que el Instituto Nacional de Vías, Invías, continúe con el proyecto vial del segundo tramo de la Autopista Ruta del Sol.

Gracias a este aval, Invías continuará con la construcción, mejoramiento y mantenimiento de la vía Puerto Salgar – Puerto Araujo – La Lizama – San Alberto – San Roque – de la troncal del Magdalena, beneficiando, además, poblaciones de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Santander y Cesar.

El ministro de Hacienda resaltó que así se da cumplimiento a la orden del Tribunal Contencioso Administrativo de Cundinamarca, al resolver una acción popular. “El tribunal le dijo al Invías que, para no interrumpir el proyecto, se contrataran las obras por medio de la modalidad de obra pública; ahora el instituto está determinando los tramos que quedaron inconclusos para terminarlos y que la vía pueda entrar en operación sin generarle inconvenientes a los usuarios”, aclaró el ministro Cárdenas.

El director de Invías, Carlos García, explicó que con estos recursos se abrirán cinco licitaciones, con el fin de construir 50 kilómetros de dobles calzadas y terminar los puentes que el anterior contratista dejó inconclusos, antes de que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) firme un nuevo proyecto de concesión a partir de enero de 2020.

Adicionalmente, el Confis aprobó un cupo de vigencias futuras por $180 mil millones para la construcción, mejoramiento y mantenimiento de la variante de San Gil, Santander, la cual permitirá consolidar la conectividad y mejorar los niveles de servicio y seguridad en el municipio y en la región.

“La variante de San Gil es necesaria porque la vía que va de Bogotá a Bucaramanga pasa justamente por el centro del pueblo y ha generado grandes dificultades y accidentes con pérdida de vidas humanas – recordó el ministro Mauricio Cárdenas-. Se va a hacer una circunvalar, una variante de unos 9,7 kilómetros, financiada en parte con los recursos que le corresponden al departamento de Santander de la venta de Isagen y en parte con lo que producen los peajes de la vía”.

Finalmente, el director de Invías confirmó que los pliegos para esa obra se publicaron hace aproximadamente un mes, por lo cual se espera que la licitación se abra esta misma semana y esté adjudicada en unos dos meses y medio.

Compartir: