No fue sólo Bogotazo

Por: Gustavo Alvarez Gardeazabal

Como la historia siempre la habían escrito desde Bogotá y desde su óptica, el 9 de abril, el único momento en que Colombia ha vivido una verdadera revolución nacional, ha sido presentado durante estos 70 años como “el bogotazo”, porque fue en Bogotá donde mataron a Gaitán y en donde los reporteros que estaban presentes en la capital colombiana por la Conferencia Panamericana, tomaron las fotografías e hicieron las notas que el mundo conoció. Pero en la provincia, el 9 de abril tuvo alcances apenas  medidos en un estudio que hizo el tolimense Gonzalo Sánchez y que, obviamente no les interesa a los protectores del mito del bogotazo hacerle eco.

En Colombia, desde Puerto Tejada hasta Barrancabermeja, desde Barranquilla hasta Tuluá, desde Buga hasta Natagaima, y en un poco mas de 200 municipios se armó la rebelión y las turbas liberales enfurecidas, apenas alentadas desde las emisoras que los rebeldes se había tomado en protesta por la muerte del caudillo ,salieron a hacer casi todas lo mismo: asaltar ferreterias, quemar iglesias y acabar con símbolos conservadores.En total se constituyeron 106 Juntas Revolucionarias  Municipales y en todas ellas,menos en Bogotá donde también hubo una, se tomaron el poder, destituyeron al alcalde y comenzaron a gobernar. Mataron 5 curas, entre ellos al de Armero, recién beatificado por el papa,quemaron 11 iglesias y se tomaron 14 emisoras. No duraron mucho tiempo. Como los jefes liberales antigaitanistas pactaron con Ospina Pérez, asustados de la hoguera en que se había convertido Bogotá, las Juntas Revolucionarias de la Provincia, sin armas, fueron coptadas por  el ejército  y en menos de 14 días se puso punto final a esa aventura gaitanista espontánea que se convirtió en la demostración de como el país  puede rebelarse contra el régimen.

@eljodario

[email protected]

PUBLICADO EN ADN

Compartir: