¿Por allá que dicen, por quien hay que votar?

El Ojo del Halkón

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez

 

BOGOTA, 1 de abril RAM_ Es tanta la incertidumbre que hay en Colombia que todo el mundo se pregunta y le preguntan a uno que va de la capital a la provincia, que dicen en la capital y por quien se debe votar en las presidenciales de Colombia 2018.

La pregunta es tan recurrente que, durante una visita al Eje Cafetero, esa fue la pregunta tanto en las capitales como en los municipios, pensando en los interlocutores que como uno vive en Bogotá y trabaja en medios de comunicación tiene la respuesta, por quien se va a votar en el mes de mayo.

Haciendo un paréntesis a lo que estoy tratando, una cosa si me llamó la atención y fue que no entiendo el descontento existente con los integrantes del Congreso elegidos para el próximo periodo legislativo y eso quiere decir que la gente votó por votar, en mas de una oportunidad sin estar segura de lo que hacía.

Ahora cuando hablan de quien puede ser e próximo presidente de Colombia se ve cómo la gente está bastante equivocada o desinformada, porque no saben que hacer, si creer o no creer en lo que dicen los medios de comunicación o en lo que dicen los mismos políticos y la polarización es tal que de verdad no salimos de aquello que se dijo, se dice y se dirá, que el triunfador está entre X y el que diga Uribe, aunque en la región cafetera, principalmente en el sector de los jóvenes, a pesar de la indecisión de Sergio Fajardo, tiene muchos simpatizantes y como curiosidad está que a pesar de ser de la región Humberto de la Calle, no da confianza como para elegirlo primer mandatario por lo que se ha dicho que tiene una buena relación con las FARC por haber sido uno de los negociadores y el otro gran pecado, por ser de la casa del presidente Santos.

Germán Vargas Lleras creen que puede ser la opción en caso de no repuntar Iván Duque y de esta manera evitar una catástrofe, según ellos, con la elección de Gustavo Petro, a quien consideran que puede ser el Maduro colombiano, lo que quiere decir que lo enseñado y anunciado por Álvaro Uribe sobre el Castro – Chavismo ha calado en esa región tan importante del país; en donde cabe decir que el número de venezolanos es bastante grande, tanto en Manizales como en Pereira y Armenia.

Sin ser muy amigo de las encuestas, pudiera decir que si se midiera de esta manera a los electores, se podría lograr la gran cifra de votantes y opciones de voto para los comicios electorales; porque tuve la oportunidad de hablar con personas de diferentes estratos sociales, desde clase alta hasta clase bastante pobre yy campesina, estos últimos preocupados por la situación económica y de lo que se les puede venir con una baja cosecha cafetera a mediados de mayo por los problemas del clima.

El desempleo en el otrora departamento modelo de Colombia es bastante grande; se vive pero se jalona por las industrias dando mas trabajo Pereira y dejando rezagados a Manizales y Armenia, siendo esta última una de las peores afectadas y en donde se comienza a ver con gran preocupación la trata de personas y la prostitución de hombres y mujeres, no solo mayores sino de jovencitos y jovencitas de escazas edades. Este tema quizá no ha sido bien tratado y analizado por las autoridades, quienes consideran que lo que está pasando con la pobreza del sector, se debe a las escasas divisas que están llegando al país por los problemas económicos, tanto en Estados Unidos como en Europa; principalmente de España, en donde los familiares de muchos habitantes de la región cafetera son los que sostienen los hogares con los envíos de dinero producto de sus trabajos.

Haciendo un alto y reflexionando, se puede decir que los problemas que le esperan al futuro Presidente de Colombia son mucho más grandes que sostener el proceso de paz y buscar la seguridad en las ciudades, pueblos y campos, en donde la violencia y esa misma inseguridad son producto de la falta de trabajo y orientación a los jóvenes de hoy.

Mas que discursos ofensivos por parte de los candidatos, los mensajes en los recintos cerrados, en las redes sociales y en la plaza pública deben ser de reconciliación y de presentar programas que solucionen los problemas con los que cuenta el país en este momento.

[email protected]

Compartir: