Hueco sin fondo

Por Gustavo Alvarez Gardeazabal

Con el cuentico de que Manizales es una ciudad singular en Colombia,que ha sido capaz de conservar sus costumbres ancestrales y, que encerrada en si misma,ha logrado convertirse en un gigantesco recinto universitario desde donde surgen ideas luminosas para el país.Pero sobre todo porque el carácter de manizalita va unido con un voto perpetuo de defensa de su accionar, así sea equivocado ante los ojos de los demás. Por todo ello, y quizás por mucho más, los colombianos hemos visto, sin protestar, como botan año tras año, y por muchos años,la plata de nuestros impuestos, la de los caldenses y la de los manizalitas, en un hueco sin fondo que primero era el aeropuerto de Palestina y después han llamado el aeropuerto del Café.

Ahora que el Contralor ha convocado a oídas a muchos funcionarios y particulares que dirigieron el coro para sostener ese hueco y poder botar la plata allí, comienzan a reconocer que no es viable construir un aeropuerto en el sitio que el doctor Robledo Isaza se imaginó hace 50 años que quedaría bellamente situado. No se cuantos sean los miles y miles de millones depositados en esa esperanza trunca de los manizalitas. Pero lo que si sabemos todos los colombianos es que viajar una hora por doble calzada de Manizales al aeropuerto de Pereira o al de Cartago,habría resultado mucho mas inteligente, barato y eficiente.

De una vez por todas tanto los gobiernos de Caldas y Manizales como el gobierno nacional deberían ponerle punto final a ese capricho. Pero,sobre todo,los manizalitas deben entender que hacen parte de un país que cada vez se integra más y más y, como tal, que ellos ,solos, no pueden seguir compitiendo metidos en la jaula de un marco histórico desfasado.

@eljodario

[email protected]

Compartir:

Comments are closed.