Tecnología, política y deshonra

El Ojo del Halkón

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez

 

BOGOTA, 25 de febrero RAM_ Como decía el desaparecido Chapulín Colorado “sin querer queriendo” presencié una situación que no sé si calificarla de bochornosa o cómo, porque quedé más loco que una cabra o que mi prima Laura y fue que a las puertas de la entrada de Unicentro en Bogotá estaba el ex presidente Álvaro Uribe y su comitiva acompañando a su pupilo Iván Duque, a quien sus seguidores y gran parte del sector político colombiano dan como el hombre que sea elegido como candidato presidencial el 11 de marzo; cuando se realice la consulta del Centro Democrático en donde también encontramos a Alejando Ordoñez y a Martha Lucia Ramírez; sin olvidarnos que a esta última la trata de rescatar como al hijo pródigo el partido Conservador.

Estaba en el lugar, no como periodista, acompañaba a mi esposa a retirar sus nuevas gafas de lente grande en una de las ópticas del lugar y fue allí donde encontré una gran cantidad de público y al salírseme la vena periodística encontré que tenían rodeado al ex presidente Uribe a quien tuve la oportunidad de saludar y de hacerle algunas preguntas, las que fueron contestadas con su manera ya conocida de no tocar los temas aunque me dijo que trataría de defenderse ante la Corte por los ataques de los últimos días y años; pero que no quería tocar el asunto, solo acompañar a su pupilo Iván Duque a dar un saludito a los eventuales visitantes y compradores del primer centro comercial de la Capital de la República.

Entre arengas y protestas, representantes de la campaña del Centro Democrático y del centro comercial, pasaron los minutos de tensión y aunque no pude escuchar lo que se dijo por parte de los representantes del centro comercial, se llegó a un acuerdo, que el ex presidente Uribe no debía de entrar al lugar, en donde si había entrado Iván Duque, por lo menos unos metros mas adelante; y sin decir una palabra al respecto, se alejaron del lugar como si no hubiera pasado nada y solo quedó la pregunta en el aire, si esta será una política interna de quienes dirigen el centro comercial y aplicará para el resto de políticos que adelantan sus campañas en estos momentos con miras a llegar al Congreso y a la Presidencia de la República.

Entre los que estaban acompañando al ex presidente Senador y a Iván Duque estaba Alfredo Rangel quien nos explicó lo que podía ser la segunda vuelta para las elecciones presidenciales, cuando se espera que el que diga Uribe y Germán Vargas Lleras se unan para enfrentar al que se venga en esa segunda vuelta que define quien será el que reemplace a Juan Manuel Santos en la Presidencia de la República.

Vale la pena destacar que el ex presidente Uribe, a pesar de se vitoreado como presidente de Colombia por los asistentes estuvo calmado y como decía anteriormente nadie protestó por la medida tomada por los del centro comercial.

Las cosas no están fáciles para el dueño del Ubérrimo, pues esta ha sido una semana de ires y venires en donde no fue muy bien tratado en tierras boyacenses, en donde protestaron por su presencia y en donde Iván Duque presentó una vez mas sus propuestas de gobierno, que son muy claras y que dan a entender que a pesar de su juventud conoce muy bien los problemas del país y muestra tener soluciones para el mismo; pero que se le está atacando simplemente por ser del partido del Ex presidente.

Nada más ahí en Unicentro, una señora que estaba mas perdida que nadie, sin saber lo que estaba pasando, al verlo exclamó “está joven y bonito el muchacho y no quedaría mal como presidente del país”.

El Ex presidente, como decía anteriormente acaba de pasar por no decir está pasando por una semana que quisiera él que terminara y quedara en el olvido, malos encuentros en Boyacá, presentaciones en la Corte Suprema de Justicia y respuesta a una polarización que es cada día mas fuerte; porque pareciera que no hubiera mas candidatos sino un enfrentamiento a muerte entre el Ex presidente y el presidente Juan Manuel Santos Calderón.

Bien dice hoy la revista Semana en su portada “la batalla del siglo” en donde señala que Álvaro Uribe ha librado muchas guerras en su vida, pero la que se le avecina es la mas difícil: frentear el inminente proceso penal que le abrirá la Corte Suprema de Justicia por manipulación de testigos y de verdad que las cosas están bastante complicadas porque se habla con suspicacia que es una intención política de acabar con el ex mandatario en épocas de elecciones, aunque los abogados defensores dicen que tienen la manera de sacar en limpio al ex jefe de Gobierno de todas estas acucias.

Ha sido tan grande el escándalo que lo que están haciendo los demás candidatos ha pasado a segundo término y es como opinaba un día un taxista a quien le pregunté que opinaban quienes viajaban en su vehículo y me dio una definición muy acertada que se debe tener en cuenta, “es que Álvaro Uribe es un ventarrón que por donde pasa mueve todo y no deja quieto ni siquiera las hojas de los árboles” como dijera Suso, “el que lo entendió, lo entendió”.

Hablo de tecnología, porque si no fuera por el avance de la tecnología no estuviera el ex presidente Uribe metido en camisa de once varas, y todo por las interceptaciones que se le han hecho a sus llamadas y que como un hombre frentero se ha atrevido a responder; pero lo grave es que lo ha hecho en contra de la Corte, con palabras de grueso calibre, lo que ha escandalizado a un pueblo mojigato que por cualquier cosa, sea importante o no, pone su grito en el cielo y yo sin ser mojigato creo que al político paisa se les fueron las luces, sea que se le puedan imputar los delitos que dicen que ha cometido o simplemente que por sus palabras le puedan amargar la vida no solo en esta época electoral sino en un futuro no muy lejano.

Se le olvidó al doctor Uribe que vivimos en una época en donde no tenemos libertades de actuar, porque nuestras actuaciones quedan registradas en audios, videos y lo peor, publicadas en las redes sociales, y él lo sabe mas que nadie; porque creo que es el tuitero mayor con el que cuenta Colombia.

Los ciudadanos común y corriente están muy perdidos y desinteresados por las elecciones del Congreso; porque consideran que van a volver los mismos con las mismas y porque otros tratan de desinformarlos diciéndoles que hay que votar en blanco, y ellos no tienen muy en claro que es lo que pasa con el voto en blanco y si con las elecciones del Congreso la gente está perdida; con las Presidenciales ni se diga, hay temor que con la llegada de Petro a la presidencia tengamos a Nicolás Maduro en cuerpo ajeno, otros confían en Sergio Fajardo, aunque lo consideran inmaduro para llegar a ese cargo, Iván Duque tiene sus seguidores y adeptos; pero la mayoría dicen, que el problema, como se dice en boxeo, es que sea de la cuerda de Uribe; Germán Vargas Lleras a pesar de presentar excelentes programas en educación, salud, economía, justicia, entre otros, la mala fama que le han hecho le puede hacer daño y como algo que leía en la mañana sobre los mensajes en las redes sociales, los mensajes malos se hacen mas virales o mas activos que los buenos. Huberto de la Calle Lombana anda haciendo las cosas bien; pero lo siguen calificando, a pesar de estar lejos, como el hombre del presidente Santos, por haber sido el hombre fuerte en los diálogos de La Habana y hasta han llegado a decir que así como Petro, puede ser candidato de las FARC.

De aquí para abajo, no hay nada mas que decir del resto de candidatos, porque Viviane Morales sacará los votos de los cristianos seguidores de Casa sobre la Roca, a Juan Carlos Pinzón se le puede aplicar aquello de que una sola golondrina no hace verano y no hay nada mas que decir porque la verdad es que la campaña presidencial se centra en Gustavo Petro, Sergio Fajardo, Iván Duque, Germán Vargas Lleras y Humberto de la Calle Lombana.

Los colombianos están aburridos de la politiquería, del juego de la deshonra del uno y del otro, de la situación económica, social y de seguridad y solo hacen votos para que llegue un mandatario a poner la casa en orden y que sin polarizaciones y enfrentamientos políticos rastreros haga las cosas bien.

[email protected]01,

Compartir:

Comments are closed.