Más de 300.000 afectados dejan bloqueos en Transmilenio en Autopista Sur

La administración distrital atribuyó las manifestaciones a actos de “sabotaje y politiquería”. El Portal Sur y al menos 14 estaciones permanecieron cerradas la mayor parte de la mañana. Ya se normalizó el servicio.

Jorge Andrés Londoño

Casi cinco horas duraron las protestas y bloqueos que este miércoles tienen paralizada la operación del sistema de transporte Transmilenio en el sur de Bogotá. Las manifestaciones –en reclamo por la reciente alza del pasaje, demoras en servicios y ausencia de alimentadores– dejan al menos 300.000 usuarios afectados.

Según el sistema, sobre el mediodía se logró restablecer la operación en el Portal Sur y en 14 estaciones, entre ellas las del corredor del vecino municipio de Soacha, que permanecían bloqueadas desde las 7:00 de la mañana. Para normalizar el servicio, fue necesaria la intervención de uniformados del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policíase desplazan a la zona para dispersar a los manifestantes.

En medio de los choques entre usuarios y las autoridades, se registró una grave agresión contra los pasajeros que se encontraban al interior de uno de los articulados, a quienes los manifestantes le impedían el paso.

Según quedó en evidencia en un video aficionado, mientras el bus estaba detenido una de las personas que participaba de la protesta tomó una granada de gas lacrimógeno –las mismas que emplea la Policía– y la lanzó contra el articulado, generando la evacuación del automotor. De acuerdo con testigos, al interior había menores de edad que resultaron afectados por el gas.

El alcalde Enrique Peñalosa, en diálogo con Canal Capital, atribuyó los bloqueos a actos de “sabotaje y politiquería”: “Fueron bloqueos politiqueros, esto es sabotaje. No es ninguna expresión espontanea de los ciudadanos. Allí llegaron con megáfonos. Que quede absolutamente claro que no vamos a tolerar estos saboteos de campaña política. Habrá denuncias penales”.

La directora de operaciones de Transmilenio, Claudia Mercado, explicó por su parte que los retrasos que se presentaron en el paso de buses a la altura de la estación Alquería, donde vehículos particulares invadieron el carril mixto del sistema, generaron un efecto dominó que repercutió en las frecuencias de todo el corredor, lo que a su vez generó molestia entre los usuarios.

“Sobre las 7:00 de la mañana, en el tramo entre Venecia y Alquería, tuvimos un accidente en la calzada mixta entre particulares. Lo anterior, sumado a los trabajos en una obra, generó que los particulares tomaran la opción de invadir la calzada mixta generando bloqueos al paso de la flota de Transmilenio (…) Esto provocó que los buses no llegaran a los puntos donde debían hacer ascensos de usuarios”, aseguró la funcionaria.

Para hacerle frente a la contingencia, Transmilenio dispuso de dos articulados para atender la demanda de los usuarios; sin embargo, aseguró que los pasajeros se negaron a abordarlos y continuaron con los bloqueos. “Esto genera un efecto dominó sobre el sistema en los retrasos de los servicios sobre la Troncal Sur”, agregó la directora de operaciones del sistema.

EL ESPECTADOR

Compartir: