Advierten presunto detrimento patrimonial por cierre de Aguas de Bogotá

En un presunto detrimento patrimonial podría terminar el cierre de la empresa pública Aguas de Bogotá que desde el 12 de febrero dejó de prestar el servicio de aseo en la capital.

Se trata de la entidad creada en 2012 por el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro; que por cinco años tuvo a cargo la recolección de basuras en más de la mitad de la ciudad, pero que quedó por fuera del nuevo esquema de aseo en la licitación que llevó a cabo la administración del alcalde Enrique Peñalosa.

Eva María Uribe, quien se desempeñó hasta abril del 2016 como gerente de la empresa de Acueducto de Bogotá, explicó que “el costo de los equipos de Aguas de Bogotá está entre los 65 y 100.000 millones de pesos y es una pérdida patrimonial porque los equipos dejan de prestar el servicio y seguramente serán devueltos al Acueducto que es su dueño”.

La exfuncionaria también cuestionó el manejo de la actual administración a la situación de los más de 3.000 trabajadores de la empresa pública.

“El problema laboral debió resolverse cuando se definieron las áreas de servicio exclusivo y darle opción a los trabajadores, porque no es justo que queden cesantes y ellos son los que saben manejar el aseo”, señaló.

Según la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) más de 1.200 trabajadores de la saliente Aguas de Bogotá han sido contratados por los nuevos operadores privados a cargo del aseo de la capital.

Compartir:

Comments are closed.