¿Quién le cree a las encuestas?

El Ojo del Halkón

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

BOGOTA, 04 de febrero RAM_ Los medios de comunicación anuncian con bombos y platillos encuestas cada semana, cada quince días o cada mes sobre quien puede ser el Presidente de la República para el periodo 2018-2022, con la dura tarea de continuar el implemento de los diálogos y acuerdos de paz con las FARC y demostrar que no está haciendo política y que lo que interesa es trabajar por el bien del país como lo ha declarado en más de una oportunidad.

Creo que nada le ha traído más enemigos al presidente Juan Manuel Santos que el haber arriesgado su carrera política y dijera mi tía, su propio pellejo para lograr un acuerdo de paz con las FARC, que a pesar de no haberse implementado totalmente ha dejado buenos resultados aunque muchos no quieran verlos y otro punto negativo hacia lo alcanzado por Santos fue que se le hubiera dado el premio Nobel de Paz al que hubieran aspirado más de un ex mandatario y político colombiano, que al verse marginados de la firma de los acuerdos comenzaron las campañas para que esos acuerdos no queden en firmes y no se cumplan a pesar de lo pactado.

Pero el tema que traemos en el día de hoy es el de las encuestas y vale la pena recordar que las encuestas son famosas a nivel mundial, aunque sus resultados no han sido seguros en mayor parte, porque algunas de estas encuestas están mandadas a hacer por las propias campañas presidenciales interesadas o por los medios de comunicación inclinados a X o a Y candidato.

Si en el día de hoy se eligiera Presidente de la República, el mano a mano estaría entre Sergio Fajardo y Gustavo Petro, este último un poco alejado de los medios de comunicación y dejando que su vocero Holman Morris sea el que opine sobre lo que está sucediendo en el país; algunos dicen que Petro trata de no desgastarse o simplemente que está mirando de lejos el panorama político nacional en donde encontramos más activos al Centro Democrático, al Partido Liberal, a “Cambio Radical” y a los que respaldan a Germán Vargas Lleras, quien ha hecho la tarea muy bien, presentando sus programas de gobierno, muy importantes desde todo punto de vista, aunque en más de una oportunidad no fáciles para llegar al ciudadano común y corriente que no es dado a leer o escuchar emisoras de élite, sino que escucha los medios populares y le gusta que le entreguen todo desmenuzado.

Vargas Lleras cuenta con grandes enemigos, aunque ha demostrado durante su campaña ya como candidato presidencial que sabe para donde va, presentando como decía anteriormente sus programas de gobierno en temas de salud, educación y justicia entre otros, sosteniendo diálogos con personas del os diferentes sectores y en especial con quienes le seguían en Cambio Radical y ahora quienes lo llevaron a aspirar por medio de firmas, lo que le da un carácter de semi independiente con los partidos tradicionales, aunque se especula de su acercamiento con el partido conservador.

Humberto de la Calle no parece tan favorecido en las encuestas, pero demuestra ser un hombre serio, que se la jugará por implementar los acuerdos de La Habana y de hacer respetar lo pactado con las FARC y ahora con el acompañamiento de Clara López las cosas le pueden beneficiar mas y se puede esperar que en las próximas encuestas repunte y puedan dar resultados que no esperan muchos sectores políticos. De la Calle fue enfático en una entrevista a Reporteros Asociados del Mundo que no es el candidato del Presidente, aunque si le agradece que lo haya tenido en cuenta y respaldado durante los diálogos con las FARC, y considera que el Partido Liberal está en condiciones de darle su sostén para poder llegar a la primera magistratura.

Volviendo a lo de las encuestas, Sergio Fajardo va lento, pero con paso firme y a pesar de no ser una campaña bastante vistosa y publicitada cuenta con seguidores bastante fuertes en las diferentes regiones del país y se puede dar el fenómeno que aparece en varias oportunidades en Colombia cuando algunos sectores de la población están cansados de los políticos y de los mismos con las mismas.

Se dice que Gustavo Petro ha aprovechado estar al lado de los mas necesitados y que quienes recibieron su ayuda durante su paso por la Alcaldía de Bogotá pueden responderle para conseguir los votos necesarios para llegar a la Casa de Nariño porque fue mucho lo que ayudó a madres cabeza de hogar y desplazados con auxilios, que en más de una oportunidad hicieron que algunos ciudadanos de sectores marginados no trabajaran, porque recibían mensualmente su sustento y para ello era necesario asistir a reuniones y luego el tiempo de recoger ayuda les quitaba mas de cuatro días hábiles al mes.

El que diga Uribe será el candidato del Centro Democrático, aunque se cree que ya está cantado el resultado, que sea Iván Duque, aunque no dejan de aspirar y cantar victoria adelantada Martha Lucia Martínez y el ex procurador Alejando Ordoñez.

Las encuestas tienen un margen de error, pero en más de una oportunidad nos damos cuenta de que no les preguntan a sectores marginados que no están al día del acontecer nacional y que a la hora de votar se pueden ir por las recomendaciones de la iglesia o de los mismos gobernantes cercanos que son con los que tienen una relación cotidiana.

Esperemos a ver que pasa después de las elecciones parlamentarias, aunque consideramos que no cambiará mucho el mapa político por los candidatos que aspiran a llegar a las células legislativas y esos resultados también darán pie a los resultados en materia presidencial.

Creemos que las consultas que se harán en el mes de marzo sobran, porque son la última palabra de Uribe y paren de contar.

Espero estar equivocado y que las encuestas no lo estén.

[email protected]

Compartir:

Comments are closed.