Desde el desayuno se sabe que va a ser el almuerzo

El Ojo del Halkón

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

BOGOTA, 20 de enero RAM_ Se puede decir que empezó a medias la campaña política para elegir Presidente, Senado y Cámara, y digo a medias porque hasta este lunes se sabe cómo quedará listo el partidor y las coaliciones como quedarán armadas.

Hablo como decían nuestros antepasados que como era el desayuno así era el almuerzo y esto por lo que está sucediendo y sucederá con el caso de las coaliciones que comenzaron muy mal y principalmente en algo que creo que fue un error del ex presidente Alvaro Uribe en acercarse al ex presidente Andrés Pastrana que es experto en hacer pataletas en caso tal que las cosas no se hagan como él quiere. Podemos recordar que Pastrana armó del despelote cuando perdió las elecciones con Ernesto Samper Pizano y allí hubo pataletas de niño malcriado hasta que por fin logró llegar a la Casa de Nariño en donde no hizo una de sus mejores administraciones.

Uribe ahora respalda a Alejandro Ordoñez; pero creo que Martha Lucia Ramírez está haciendo muy bien la tarea encomendada por Pastrana y es la forma de imponer sus ideas y quedarse como candidata presidencial por encima de Iván Duque y Alejandro Ordoñez, ya que las circunstancias o el azar sacaron de contienda a Oscar Iván Zuluaga y a Carlos Holmes Trujillo.

El Centro Democrático tendrá que trabajar muy fuerte y  seriamente para lograr sus objetivos y no lo vemos muy cerca de alianzas con otros sectores, los que vemos también embolatados en tratar de buscar sus alianzas después de la desaparición de los partidos políticos, porque digan lo que digan el Liberalismo y el Conservatismo ya son parte del pasado, puesto que por la forma en que andan, no tienen la fuerza y la credibilidad de imponer un candidato y lograr el triunfo en las urnas para conseguir la Presidencia del país.

Vemos muy confundidos los diferentes sectores políticos con miras a los comicios legislativos, porque hay un sinsabor que son los mismos con las mismas y si no son los titulares son los delegados los que llegarán a ocupar las curules en el Congreso de la República.

Hace unos meses decíamos que era necesario la renovación del Congreso de la República y podemos decir que esta no se va a dar, porque van a ser los mismos con las mismas, cambiando de rostros pero con mentes iguales a sus patrocinadores, lo que encontraremos a partir del 20 de julio del 2018 por los pasillos del Congreso.

En cuanto a campañas presidenciales nos podemos dar cuenta que los únicos que están trabajando seriamente son Germán Vargas Lleras y Humberto de la Calle Lombana, quienes muy juiciosos han comenzado a dar a conocer sus programas de gobierno y de presentar propuestas concretas ante los electores y a causa de ello, principalmente al primero, le han comenzado a cobrar sus semi campaña política iniciada desde la Vicepresidencia de la República y cuando comenzó a trabajar por la infraestructura del país.

La guerra sucia y la política fuera de tono comenzó a aparecer en la campaña, cuando se logran cosas mediante mentiras y ataques a los candidatos, sin pensar en los electores sino haciendo esto una contienda electoral personal.

Sergio Fajardo puede tener buenas ideas, pero no se ve con la fuerza para poder lograr un buen resultado y nadie cree en la seriedad de Claudia López para apoyar en una alianza en favor de su candidatura; se cree más en lo que pueda hacer Jorge Robledo, quien de verdad ha demostrado ser el mejor congresista de los últimos tiempos, porque sus denuncias son fundamentadas y es un hombre serio en todas las cosas que dice y hace.

Iván Duque habló claro y propuso su programa de gobierno trazado por el ex presidente Uribe, y dijo en España que era falso lo que se decía, que ellos no estaban a favor de la paz y aclaró que si están a favor de la paz pero si no hay impunidad, lo que tampoco es cierto porque lo que busca la JEP es evitar que exista impunidad.

El ciudadano de a pie está más confundido y perdido que el hijo de Lindbergh, los campesinos no le creen a nadie y los de la ciudad tratan de entender porque se atacan a los gobernadores y a los alcaldes locales, como en el caso de Bogotá, en donde ven las obras y se preguntan porque se habla tan mal de la administración actual.

En la calle se habla de la desconfianza que hay sobre el candidato Petro y lo que más llama la atención es que este aparece en lugares de privilegio en intención de votos por parte de los colombianos, especialmente de los capitalinos y a la que veo muy perdida es a Clara López, que con el mismo Petro tratan de buscar una coalición con el Partido Liberal para apoyar a Humberto de la Calle con una propuesta bastante extraña. Lo apoyan en lo que tiene que ver con la paz; pero en los puntos sociales anuncian que harán sus propuestas de manera diferente, porque no están de acuerdo en muchas de ellas con el candidato caldense.

Aquí estamos, como dijera mi abuelo: “que entre el diablo y escoja”, porque de verdad esto está más enredado que un bulto de cachos y en las elecciones legislativas del 11 de marzo los colombianos estarán más enredados, porque no sabrán que hacer en el momento de votar y se les entreguen los tarjetones de los diferentes partidos políticos y además los de las consultas de varios de los partidos, con un agregado que es el de la consulta antitaurina para la capital colombiana.

Esperemos que en el momento de dar a conocer los datos no se enrede también la Registraduría Nacional del Estado Civil y que se puedan conocer los nombres de los honorables padres de la patria y los resultados que quieren obtener las consultas partidistas.

Se me había olvidado hablar de Viviane Morales, la rebelde en el Congreso y del Partido Liberal, que se atrevió a decir que estaba de acuerdo en muchas cosas con el ex procurador Alejandro Ordoñez, principalmente en lo que tiene que ver con la familia, la niñez y el aborto.

Se atrevió Viviane a decir que el más juicioso de los candidatos a la presidencia de la república es Gustavo Petro, porque lleva al país por el camino venezolano, que sería un verdadero caos en caso de lograr la primera magistratura.

No podemos adelantarnos a decir quién ganará las elecciones presidenciales y quienes las legislativas; pero son tan predecibles los colombianos que no hay nada de raro que pueda ganar la izquierda para castigar a la derecha o ganar la derecha para castigar a la izquierda y en este si sería importante un diagnóstico serio y certero del otrora profesor Salomón.

Esperamos que no se cumplan los vaticinios sobre que esta será la campaña política más sucia y de mentira con la que se haya contado en Colombia y que por lo contrario, dejando a un lado los odios se presenten propuestas y se piense de verdad en el pueblo quien es el que sufre las consecuencias. Puede ser el voto en blanco el rey de la contienda.

[email protected]

Compartir:

Comments are closed.