Denuncian atropellos de las autoridades en operativos contra vendedores informales

En esta temporada decembrina han salido varias voces a pedir mayor laxitud en las acciones de control contra las ventas ambulantes. No obstante, el congresista Inti Asprilla denunció que hay una “persecución” de la Policía contra comerciantes y artesanos.

Archivo El Espectador.

La temporada decembrina es la preferida por los más de 43.000 vendedores informales que hay en Bogotá, pues con esta época llega también un alza en las ventas de juguetes, ropa, calzado, tecnología, luces, entre muchos otros productos que ofrecen para satisfacer a los compulsivos compradores de fin de año. Este año, que entró en vigor el Código de Policía, las cosas serán diferentes porque las autoridades estarán prestas a vigilar que no se presenten dificultades en el espacio público, que además estará colmado de transeúntes en búsqueda de la mejor ubicación para ver los alumbrados y decoraciones navideñas.

Este panorama pone en aprietos el oficio de los comerciantes informales y artesanos, por lo que desde distintos sectores han elevado peticiones para que, por lo menos durante la temporada de fin de año, se les permita a estos vendedores tener espacios adecuados para su labor o, en su defecto, que se les ofrezcan alternativas para su desarrollo. Las primeras voces realizando esta petición emergieron desde el Concejo, con los cabildantes Xinia Navarro y Manuel Sarmiento (Polo Democrático), quienes pidieron que sean más más las oportunidades que los operativos policiales, e incluso solicitaron que estos sean más laxos en este mes.

El más reciente llamado lo hizo el Representante a la Cámara por Bogotá, Inti Asprilla (Alianza Verde), quien denunció que en estos primero días de diciembre se ha dado una persecución de la Policía contra de los vendedores informales no solo de la ciudad, sino de todo el país. Asprilla afirma que esto constituye una violación a la sentencia de la Corte Constitucional que dejó claras las reglas de juego respecto al espacio público y los vendedores ambulantes, frente a lo estipulado en el artículo 140 del Código de Policía.

En abril, la Corte falló a favor de los vendedores ambulantes que llevan muchos años ejerciendo su actividad en el espacio público al denominarlos como “de legítima confianza”, y estableció que las autoridades deberán respetar su derecho al trabajo. Y aunque dejó claro que el desalojo de vendedores informales, también contemplado en el artículo 140, deberá hacerse, estableció que las sanciones solo podrán ser efectivas hasta que todos los gobiernos distritales y municipales del país diseñen una hoja de ruta para reubicar a los vendedores informales, para que de esta forma no se vean afectados sus derechos.

“La sentencia estableció claramente que el artículo 140 no podía aplicársele a los vendedores informales hasta tanto no se les diera una alternativa económicamente viable. Nos hemos dado cuenta que a pesar de esto se están realizando decomisos con camiones en diferentes partes del país y en diferentes partes de la ciudad de Bogotá”, afirmó Asprilla, quien añadió que constantemente a su oficina han llegado quejas de vendedores informales, quienes le relatan y documentan atropellos por parte de los uniformados. “He observado con gran dolor como la Policía, en el caso de Bogotá, está cometiendo un delito”, agregó.

Por estos hechos, el congresista hizo un llamado de atención a los altos mandos de la Policía Nacional, a los que les pide dar cumplimiento la sentencia de la Corte Constitucional, para que los miembros de la institución no continúen con los operativos de decomiso de mercancías. Asimismo, Asprilla pidió a la Policía que haya una tregua con los vendedores informales, y más en esta temporada decembrina, pues reclama que los vendedores informales tienen derechos que deben ser respetados.

“No tiene presentación ante la opinión pública que, en época de diciembre, en la que debemos reconciliarnos todos los colombianos, estén atropellando a mujeres de la tercera edad, a personas en situación de discapacidad. Así que hago un llamado y solicitamos una tregua justa para que se deje de cometer estos atropellos”, manifestó el parlamentario.

Compartir: