Paloma voló

La senadora del Centro Democrático abandonó la contienda porque resultó ser la aspirante con menor intención de voto para las elecciones presidenciales de 2018.

En medio de la seguidilla de encuestas que contrató el Centro Democrático para definir, a través de este mecanismo, al candidato único que representará sus banderas en las elecciones presidenciales de 2018, se conoció un nuevo resultado que evidencia que la siguiente derrotada es la senadora Paloma Valencia. Con apenas el 15.64% de intención de voto, la congresista del uribismo resultó perdedora, superada por su copartidario, el senador Iván Duque quien logró el 20.75%; seguido del aspirante Carlos Holmes Trujillo, con el 18.27% y por Rafael Nieto Loaiza, que obtuvo 16.33% de intención de voto.

Si cumple las reglas del juego estipuladas desde el inicio, la senadora Valencia tendrá que anunciar públicamente su retiro de la contienda electoral, tal y como lo hizo la senadora María del Rosario Guerra quien, luego de conocida la pasada encuesta, decidió dar un paso al costado por su notoria derrota. En ese entonces, las encuestas le daban a ‘Charo’ Guerra un 8.68% de intención de voto, superado por apenas dos décimas por la hoy perdedora Valencia, 8.7%.

 

Al enterarse de los resultados de la encuesta, la senadora Paloma Valencia confirmó que se retira de la contienda electoral, no sin antes agradecerle al expresidente Álvaro Uribe, por permitirle hacer parte del abanico de presidenciables. Sin embargo, dejó entrever que continuará su camino para repetir Senado. “El país necesita una renovación política que encarna hoy, inequívocamente, el Centro Democrático. Tengo la certeza que cualquiera de nuestros precandidatos representará muy bien los postulados del partido que gobernarán a Colombia desde el 2018. Seguiré trabajando con convicción para seamos además la bancada mayoritaria en el Congreso”, afirmó la congresista.

Finalmente, la congresista dijo que su deber, a partir de este momento, será el de rodear al candidato que gane las encuestas y se prepare para defender las banderas del uribismo en las urnas. “Creo en Colombia y tengo la determinación de servirle desde cualquier instancia que la vida me otorgue, y la ilusión de que la voluntad de los colombianos y la ayuda de Dios, me permitan un día conducir los caminos de esta amada nación. Seguiré preparándome, estudiando, adquiriendo experiencia y profundizando mi contacto con la ciudadanía para que, si ese día llega, pueda ser una gran presidenta para Colombia y los colombianos”, concluyó.PO

Compartir: