¿A qué juega el Fiscal Néstor Humberto Martínez?

Por Gustavo Rugeles

La investigación por el caso de Odebrecht se lleva en la Fiscalía sobre una delgada linea: no tocar a los peces gordos que podrían salpicar al propio Fiscal General y a Germán Vargas

La prueba de ello es la reacción desbocada que tuvo el senador Armando Benedetti luego de la decisión de la Fiscalía General de la Nación de compulsar copias en su contra por presuntamente haber participado en la trama Odebrecht. El jefe del grupo de los ‘Buldozer’ no dudó en recordarle al fiscal que fue parte de la campaña de Santos, que recaudó dineros y que el mismo Germán Vargas fue el encargado de entregarlos a los congresistas para la compra venta de votos en 2014.

Quizás sea una reacción desesperada del senador ante las abrumadoras pruebas en su contra, pero al menos algo de lo dicho es cierto. Todos formaron en el mismo equipo.

¿Será por eso, por miedo al efecto bumeran, que la Fiscalía no toca a los peces gordos como Roberto Prieto, Cecilia Álvarez, Gina Parody y a su cuñado, el Secretario Privado del presidente, Enrique Riveira? Todos están involucrados en la corrupción de Odebrecht pero hasta hoy gozan de total impunidad.

El portal El Expediente publicó una serie de conversaciones de Chat entre Enrique Riveira Bornacelli y el detenido senador Bernardo el Ñoño Elías que comprometen de manera seria al Secretario Privado de la Presidencia: ¿Qué hacía el hombre de confianza de Santos cuadrando citas y arreglando contratos con el estado a favor de una empresa privada que está mencionada en toda la telaraña de corrupción de Odebrect?
¿Que hacía Riveira hablando con un corrupto senador como el Ñoño en un tono de confianza tan grande que éste le llamaba ‘Kikin, y empujaba para intervenir ante el Presidente? “Kikin, buenos días, no se te olvide puyar la dosis de hoy”.

Los chats que prueban la complicidad de Enrique Riveira, secretario privado de Santos, en la corrupción de Odebrecht

La Fiscalía tiene las evidencias, sabe que lo publicado en El Expediente es una prueba solida y tomada de uno de los celulares de Otto Bula que compromete directamente al Presidente de la República ¿Por qué no actúa?

El Fiscal Néstor Humberto Martínez tiene la oportunidad de pasar a la historia si se amarra los pantalones. Si es cierto que es un hombre de estado, serio, y sin rabo de paja, debería tomar decisiones de fondo contra las personas que organizaron toda la estrategia corrupta llevo a la reelección de Juan Manuel Santos en 2014 y no solo contra los mandos medios.

La primera decepción vino con la investigación por la infiltración de la campaña de Óscar Iván Zuluaga. La Fiscalía de Néstor Humberto Martínez a través del fiscal Jaime Camacho Flórez, el mismo que fue abogado del ministro Juan Manuel Santos en el caso del montaje contra el almirante Gabriel Arango Bacci, declaró inocente al director de Inteligencia Álvaro Echandia Durán a pesar de las confesiones del ex director del CTI Julián Quintana y del peso de las evidencias en su contra documentadas en una investigación publicada en Las2Orillas

¿Infiltración en la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga? Revelaciones de un testigo

Esa misma entidad en cabeza del Fiscal Daniel Hernández, hombre de entera confianza de Jorge Perdomo, ordenó chuzar a este periodista sin que hasta el momento se conozcan resultados de la investigación con la que se comprometió el doctor Néstor Humberto.

¿Por qué si se sabe que Daniel Hernández llevó el turbio caso del Hacker y ordenó la chuzada durante las fechas en que se realizó esa investigación periodística, no nos han entregado la copia de las conversaciones telefónicas interceptadas, de los números de teléfono involucrados, de la orden judicial y de todo lo relacionado con la chuzada?

Chuzadas desde la Fiscalía al periodista Gustavo Rugeles cuando formaba parte del equipo de Las2orillas

Por el contrario el Fiscal Martínez sigue sin dar respuesta y tiene al señor Hernández encargado de investigaciones importantes como Odebrecht, Ruta del Sol, Navelena y el cartel de la toga

¿Por qué el director del CTI Gral. Luis Alberto Perez, quien se comprometió por encargo del Fiscal General a entregar toda la documentación, se ha negado a hacerlo y ha dejado el caso en manos del mismo fiscal que ordenó la chuzada?

El ejercicio del periodismo debe estar libre de presiones judiciales, de montajes y de chuzadas que atentan contra la libertad de expresión en un un país donde lo único que le queda a la ciudadanía son los periodistas que en contra de las amenazas y de las presiones del poder seguimos informando en medio de un mar de corrupción y de intereses del mas alto nivel que ni siquiera alcanzamos a entender.
Señor Fiscal, es hora de actuar con la misma determinación que lo ha hecho contra las Farc antes que le estallé otra papa caliente como la de Gustavo Moreno dentro de la misma Fiscalía. Es hora de actuar sin ceder a las presiones del poder al que usted ha pertenecido toda su vida sin dejarse asustar. Es su oportunidad de pasar a la historia

Compartir:

Comments are closed.