Supersociedades ordena devolución de 26 buses a transportadores afectados por la crisis del SITP

Bogotá, 10 de octubre_ RAM_ La Superintendencia de Sociedades ordenó la devolución de 26 buses del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá (SITP) que estaban en poder de Coobus, una de las empresas del sector que se encuentra en quiebra.

La entidad reconoció la propiedad de los vehículos a pequeños propietarios que presentaron la correspondiente reclamación durante la audiencia pública celebrada dentro del proceso de insolvencia que adelanta la Superintendencia de Sociedades.

“Con esta audiencia se cumplió con el compromiso de la Superintendencia de Sociedades de resolver con celeridad el proceso de liquidación de Coobus. Este proceso es de gran importancia para la entidad. La Superintendencia ya ha advertido sobre la situación crítica de las compañías que operan el sistema de transporte público en Bogotá”, dijo el Superintendente de Sociedades Francisco Reyes Villamizar.

La entidad reconoció a los pequeños propietarios de buses de Coobus como acreedores condicionales de la liquidación, mientras se resuelve, en las instancias competentes si son o no accionistas de la sociedad.

Esta decisión busca proteger los intereses de los pequeños propietarios debido a las condiciones especiales de este caso, según lo explicó el Superintendente Reyes Villamizar.

Sobre el panorama del SITP

Cabe recordar que la Superintendencia de Sociedades alertó sobre la crítica situación financiera de las empresas que conforman el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), en particular las que se encuentran en procesos de insolvencia remitidos a este organismo por la Superintendencia de Puertos y Transporte.

En un estudio adelantado por la entidad se concluyó que los estados financieros de los nueve operadores del sistema  se deterioraron progresivamente entre 2014 y 2016, periodo en el que acumularon pérdidas estimadas por más de $559 mil millones.  Al cierre del año anterior los pasivos totales superaban los $3.7 billones.

En el curso de los procesos de liquidación, esta Superintendencia ha detectado preocupantes hallazgos. Por ejemplo, se presentaron serios obstáculos para ubicar los buses y efectuar los embargos y los vehículos encontrados presentan evidente estado de abandono y deterioro. Además se han detectado problemas en los certificados de tradición y libertad expedidos por la Secretaría de Movilidad, para efectuar el traspaso de los vehículos.

Compartir:

Comments are closed.