Corte tumba del Código de Policía la reglamentación del derecho a reunión

Bogotá, 20 de abril_ RAM_ La sala plena de la Corte Constitucional tumbó el articulado del Código de Policía que establecía la disminución de la seguridad por parte de la fuerza pública en los estadios, como parte de la regulación de aglomeraciones de personas en espacios públicos.

Tras la polémica que han sucitado algunos artículos del nuevo Código de Policía entre los ciudadanos, la Corte Constitucional declaró inexequible varios de ellos, tras estudiar una demanda presentada por el Observatorio de Intervención Ciudadana Constitucional de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre de Bogotá.

Con una votación de 6 a 3 en la Corte, los artículos que estarán pendientes de revisión en el Congresos son todos los contenidos en el artículo IV del Código, relacionado con el derecho a la protesta y la manifestación pública.

Sin embargo, la Corte explicó que los artículos siguen vigentes temporalmente, por un plazo de dos años, mientras el Congreso de la República regule este tema, aunque si en ese plazo de se discute en el legislativo, este título quedará sin vigencia.

Los artículos que la Corte tumbó además contenían la regulación que prohibía desarrollar manifestaciones y protestas en espacios públicos y los artículos que le daban facultades a los alcaldes municipales y distritales para condicionar la realización de dichas actividades.

No obstante, el alto tribunal determinó darle como plazo dos años al Congreso de la República para que reglamente estos temas y desarrolle los debates que corresponda como una Ley Estatutaria.

De acuerdo con la Corte, la reforma a esos derechos se debe tramitar a través de una ley estatutaria y no ordinaria, pues se trata de una reforma a derechos fundamentales.

La decisión se tomó al estudiar una demanda del Observatorio de Intervención Ciudadana Constitucional de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre de Bogotá.

“La regulación del derecho de reunión en el actual Código de Policía, incluyó temas como definiciones, reglamentaciones y protecciones, cuando la Constitución Política habilita al legislador en la regulación de los límites del derecho, mas no el contenido material del mismo”, indica la demanda.

El Código de Policía establecía que las autoridades municipales y concejos municipales debían reglamentar los requisitos para realizar actividades que impliquen aglomeraciones, “con sujeción a la reglamentación que expida el Gobierno”.

De igual forma, se establecían que por lo menos tres personas debían enviar un correo o comunicación a una autoridad administrativa dando aviso del evento de reunión pública, manifestando día, hora, y lugar. Además, establecía que toda reunión que cause “alteraciones de convivencia podrá ser disuelta”.

“El derecho de reunión tiene un carácter altamente democrático según los debates de la Asamblea Nacional Constituyente, por eso el Constituyente diseñó su Reglamentación fundada en su ejercicio no pacífico, es decir, la reglamentación del derecho de reunión debe corresponder a los límites que tienen como finalidad los derechos de los demás, tales como la protección a la integridad personal, la propiedad, el ejercicio pacífico del derecho de reunión en sí mismo y demás prohibiciones que la Constitución Política establece”, puntualizó la Corte Constitucional.

Lo que trascendió es que, si bien la demanda estaba en contra de algunos artículos del Código de Policía, la Corte Constitucional consideró que debía tumbarse el contenido de todo articulado porque dicha regulación debía tramitarse como una Ley estatuaria y no como una Ley ordinaria.

Con una votación de 6 a 3, los magistrados determinaron que este tipo de regulaciones vulneran derechos fundamentales que tiene los ciudadanos a la protesta y por lo tanto debe generar el debate correspondiente.

En los artículos que no avaló la Corte Constitucional se establecía la regulación a las reuniones o manifestaciones públicas y pacíficas en el espacio público; las actividades que involucran aglomeraciones de público no complejas y las actividades que involucran aglomeraciones de público complejas.

Según la Corte Constitucional, el contenido de este articulado del Código de Policía está en contravía del artículo 152 que establece que “mediante las leyes estatutarias, el Congreso de la República regulará las siguientes materias: a) Derechos y deberes fundamentales de las personas y los procedimientos y recursos para su protección “.

En los textos analizados por la Corte Constitucional también se advierte la regulación sobre la seguridad que debían asumir las empresas frente a este tipo de aglomeraciones y solo en casos excepcionales la Policía Nacional podrá prestar la seguridad como apoyo para mantener la convivencia ciudadana.

“Los organizadores o las empresas de seguridad y vigilancia privada y/o empresas de logística podrán designar de manera específica a los encargados de informar de manera inmediata a las autoridades de Policía sobre aquellas personas que estén contrariando la ley y las normas de convivencia dentro de las actividades que involucran aglomeraciones de público no complejas “, señala el texto que no avaló la Corte Constitucional.

 

Compartir: