Desaire

Por: Gustavo Alvarez Gardeazabal

El hecho de que los periódicos de España ,la Florida y América Latina hayan titulado este domingo que Trump le ha hecho un sonoro desaire al presidente Santos, recibiendo en su casa de las cercanías de Miami a los expresidentes colombianos Uribe y Pastrana ,sin hasta ahora haberse reunido con el actual mandatario nacional, es el más claro mensaje del variable ( y muchas veces imprevisible esquema de gobierno ) que hoy tiene el presidente norteamericano frente a la Casa de Nariño.

Pueden barajarse muchas interpretaciones de este contundente accionar del gringo. La primera, y quizás la más diciente es que para poder que esa reunión se realizara debieron haberse movido los hilos de la embajada colombiana en Washington y ,de nuevo, la posición y actuaciones del embajador Pinzón quedan en entredicho o tal vez lo acercan a la posibilidad de convertirse en el candidato puente entre los santistas, los uribistas y el partido conservador .

Pero tampoco puede descartarse que Trump quiere demostrarle a la Casa de Nariño que los tiempos de Obama terminaron para Colombia y,lo que puede ser más duro todavía, que Trump no estuvo de acuerdo,por ejemplo, con que Santos hubiese impuesto a Naranjo como vicepresidente pese a las virulentas afirmaciones que tanto Pastrana como Uribe hicieron sobre el general, usando seguramente informaciones de agencias norteamericanas.

Hay quienes piensan sin embargo que el hecho de haberse reunido Trump con Uribe y Pastrana no pasó de ser sino una habilidosa jugada del influyente senador Díaz Balart, amigo muy cercano de los dos expresidentes y contradictor permanente de Santos.

Publicado en Diario ADN, abril 17 2017

@eljodario.com

[email protected]

Compartir:

Comments are closed.