Corruptos y no corruptos

El Ojo del Halkón

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

BOGOTA, 26 de marzo RAM_ Definitivamente el libro mejor escrito y de más actualidad, dejando de un lado los asuntos religiosos, fue, es y será La Biblia, porque si nos ponemos a mirar fue un manual de convivencia que hubiera sido indispensable para que viviéramos en paz los unos con los otros, mientras el paso terrenal, sin interesar las creencias de cada quién.

Y digo que es un libro de actualidad porque sus textos son tan actuales que en este momento podríamos preguntar en letras de gran molde, en mayúsculas o como dicen ahora, en altas, QUIÉN ESTÉ LIBRE DE CULPA, QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA, y se lee precisamente en uno de sus pasajes cuando Jesucristo defendía a la mujer adúltera en medio de un grupo de rabinos y de una sociedad de doble faz y doble moral, que pedían apedrearla porque la habían encontrado pecando contra uno de los mandamientos de la ley y como siempre fue la oportunidad para ponerle la cascarita y buscar la caída al nazareno, al que ellos no creían tan perfecto y que creyeron que les iba a aprobar la forma macabra de castigarla apedreándola, pero éste sencillo y tranquilo miró a la tierra, escribió algo y preguntó, quién esté libre de culpa que tire la primera piedra y desapareció todo el mundo como por encanto. Si esto sucediera en la Plaza de Bolívar de Bogotá, entre el Congreso de la República y el Palacio de Justicia, creo que con mucho esfuerzo quedarían únicamente las palomas que rodean la catedral primada de la capital colombiana.

Va a haber una marcha contra la corrupción y creo que puede ser un verdadero fracaso porque el mundo político colombiano esta corrupto en su totalidad y no hay nadie que esté en capacidad de lanzar la primera piedra contra el otro; porque recordemos que cuando comienzan a destaparse los escándalos en Colombia es cosa seria y no queda limpio nadie.

En este momento no se puede sacar la cara ni por el propio Presidente de la República, ni mucho menos por sus asesores y porque quienes están trajinando a su lado ese camino de corruptelas que es el que compone la política colombiana; en donde no se cumple el verdadero designio de la Política que es el del servicio a la comunidad; porque aquí se ha interpretado “Política” es todo para nuestro servicio personal y de quienes nos rodean.

Unos están más blindados que otros para que se les descubran las cosas malas que hacen, y son por lo general los de menos recursos los que sufren y pagan los platos rotos de lo que hacen unos cuantos padres de la patria, gobernadores, concejales y ediles,

Cuando se hacen encuestas, siempre se habla muy mal de los políticos, principalmente del Congreso Nacional, en donde las cosas buenas que se hacen pasan a una segundo plano porque las triquiñuelas y las cosas malas son las que primero salen a flote.

Hay políticos honestos; pero como decía mi abuelo, se pueden contar con los dedos de la mano y hay otros que solo les interesa llenar sus arcas y sus bolsillos a costillas del trabajador raso colombiano.

Cuando el señor Andrés Pastrana destapó el Proceso 8000 y que se propuso ser la piedra en el zapato de Ernesto Samper Pizano, el mandatario de entonces, se atrevió a salir a los medios de comunicación y de manera sarcástica mostrando estar extrañado sobre lo que había sucedido se atrevió a decir que el escándalo que fue calificado por los expertos como uno de los más grandes de la historia colombiana, hasta el punto de calificarlo como un elefante, se había hecho sin que él se hubiera dado cuenta, para lo que expresó: todo sucedió a mis espaldas; una cosa  es uno llevar un piano a sus espaldas o el cinismo de pensar que a sus espaldas hay un elefante sin importar el color del mismo.

Muchos tuvieron que pagar por lo que hizo Samper y a Samper no le pasó nada, de nada y de nada, y todavía tiene alientos de andar metiendo la cucharada y tratando de opinar de los asuntos del país, y al fin y al cabo él tiene razón porque como es ex presidente puede hacerlo.

No estoy en contra de la marcha pero veo que entre los organizadores de la marcha hay muchos con rabo de paja y es aconsejable que quien tiene rabo de paja no se arrime a la candela, porque puede salir bastante chamuscado.

En este momento lo que debería de haber es una cruzada nacional para erradicar de raíz esas malas mañas políticas que le hacen tanto daño al país.

Como dice el campesino embejucado en su canción, a él no le importa las FARC como a los ELENOS, los liberales, los conservadores, y a los de ningún grupo político, sino que se le deje trabajar, que no se le mienta, que no aprovechen las campañas políticas para decirles mentiras y prometerles puentes donde no hay ríos y que les van a solucionar los problemas, para nunca cumplirles.

Creo que la gente de bien esta aburrida, hay mucha expectativa en cuanto a lo relacionado con la paz, aunque es la hora que muchos ciudadanos de a pie no entienden nada de ello, pero lo peor es que no les importa, sino que esperan que de verdad se silencien los fusiles, que terminen los secuestros, que sus hijos ya no sean reclutados por los grupos armados y que todas las mañanas se puedan levantar con la esperanza de labrar un futuro mejor para él y para su familia y por ende para la sociedad, y vivir en un país en donde se puedan pagar impuestos que se inviertan en el bien de todos y no donde unos cuantos se queden con esos dineros para su bien propio.

Creo que Colombia y el mundo no necesitan tantas leyes, porque se habla que somos un país bastante religioso, los católicos se rasgan las vestiduras por cualquier cosa que suceda y los de las otras religiones también hacen lo mismo, mientras que parece que cuando se trata de sacar al país adelante todo el mundo lo deja huérfano y parece  que a nadie le interesara lo que está sucediendo, lo que quiere decir que simple y llanamente vivimos en un país de doble moral y por eso es que muchos de los que están levantando las voces en contra de la corrupción en vez de sentarse a buscar soluciones para castigar a los corruptos, es porque muchos de ellos pertenecen también a su mundo de la corruptela.

Debemos de ponernos serios y los representantes de los diferentes partidos hablar francamente con sus bancadas, plantear unas campañas políticas limpias, con verdaderas propuestas políticas, y no con mentiras o hablando mal de sus contrincantes. Como dice un colega, comentarista de fútbol, “juego limpio señores”.

[email protected]

Compartir:

Comments are closed.