El 30% de las leyes que tramita el Congreso son inútiles: Universidad de La Sabana

Según el director del Departamento de Historia y Estudios Socioculturales de la Universidad de La Sabana, Hernán Olano, cerca de 100 leyes de honores fueron aprobadas por el legislativo entre 2010 y 2016. Estas iniciativas son las que más compromiso económico exigen por publicaciones, cuadros o monumentos a la Nación.

El 30 por ciento de las normas que se producen en el Congreso de la República durante un año son “leyes inútiles y sin mayor importancia, por lo menos de orden o trascendencia nacional”, se afirma en un reciente informe realizado por el abogado constitucionalista Hernán Olano, director del Departamento de Historia y Estudios Socioculturales de la Universidad de La Sabana.

“Hay cerca de 100 leyes de honores que fueron aprobadas entre 2010 y 2016 y que, entre otras, a pesar de que se consideran las menos lesivas o importantes son, por regla general, las que más compromiso económico tienen a razón de que obligan a realizar obras, publicaciones, cuadros o monumentos que consumen miles de millones de pesos de los recursos de la Nación o el erario público”, advierte Olano.

Agrega el constitucionalista que la aprobación del Legislativo de cerca de estas 100 leyes se debe, en parte, a que existe el problema de medir a los congresistas por el número de proyectos de ley presentados y la cantidad de iniciativas aprobadas, así estas no tengan ninguna importancia o trascendencia: “este es resultado de medir al Congreso por números y no por eficacia, situación absurda”.

Además, recuerda el investigador la cantidad de leyes obsoletas que todavía están vigentes en el país: “de las más de 1.830 leyes expedidas desde 1992, sobre las cuales no ha existido un control acerca de lo que se conocía antes como el prontuario de la legislación para saber qué estaba vigente o derogado y que había sido declarado inexequible por la Corte Institucional, se tiene que sumar más de 130 normas por año que se expidieron desde 1886 hasta 1990”.

Señala Olano que la Ley 72 de 2008, sobre los estímulos electorales, que comprende los días compensatorios a los empleados oficiales, no se cumple, “pues realmente el índice de abstención es tan alto que muchas personas no utilizan ese tiempo. Se calcula, según informes de prensa, que al día el ausentismo en el Congreso supera el 30%. Solo por dar un ejemplo”.

Así mismo, la Ley 1335 de 2009, que prohíbe la venta de cigarrillos al menudeo: “actualmente en cualquier esquina de las principales ciudades del país se consigue quién venda uno o dos cigarrillos sueltos. Es decir, no hay nada más laxo que esta norma”.

Y la Ley 32 de 1980, que prohíbe la comercialización de sal de La Guajira en la Costa Atlántica, salvo que se tenga un permiso de la aduana de Riohacha: “esta norma luego trascendió a la venta de licores, cigarrillos, gasolina, electrodomésticos, en fin, todo el comercio que hoy se vende a través del contrabando”.

Compartir:

Comments are closed.