Más allá de la violencia y la discriminación

Por Clara Rojas

Bogotá, 08 de marzo_ RAM_ La violencia y la discriminación contra la mujer son factores que a diario enfrentamos quienes por designio de Dios hacemos parte de este género. Las cifras escandalizan en ambos casos y lo peor, por más medidas que se tomen parece que seguiremos conviviendo con esos males.

Las cifras preocupan, en el 2016 un total de 902 mujeres fueron asesinadas. En la mayoría de los casos se consideran actos relacionados con feminicidios, es decir, crímenes cometidos solo por el hecho de ser mujer. La mayoría de los asesinatos fueron en el Valle del Cauca, 176; seguido por Antioquia con 112 y Bogotá con 109.

Las estadísticas de Medicina Legal revelan, por ejemplo, que el día de la semana con más homicidios es el domingo con 185 casos. Los crímenes cometidos por la pareja ascendieron a 20 en Antioquia, 17 en Bogotá, 13 en Santander y 9 en el Valle del Cauca.

El año pasado se presentaron 43.083 casos de violencia doméstica. Mientras en el 2015 se reportaron 112 casos por día, en el 2016 la cifra aumentó a 118. Bogotá fue la ciudad con más hechos de esta naturaleza 10.661 seguido por Antioquia con 4.210 y Valle con 3.037 caos.

En relación con la violencia sexual se registraron en 2016 un total de 17.740 casos, aunque la Consejería Presidencial para la Mujer destacó que hubo una leve disminución en los casos por día al pasar de 52 en 2015 a 48 en 2016. Las regiones con mayores reportes fueron Bogotá con 3.518; Antioquía con 1.746 y Valle del Cauca con 1.545.

Aunque en materia de discriminación se ha avanzado, la problemática sigue siendo un factor de desequilibrio porque las mujeres continuamos siendo víctimas de este flagelo. El acceso laboral en condiciones de igualdad de los hombres se mantiene. No solo para el ingreso mismo a una actividad laboral sino a las condiciones propias del cargo a desempeñar. En la mayoría de casos no se da la premisa de “a trabajo igual, salario igual” o se prefiere a un hombre cuando se trata del proceso de selección de personal.

En el caso colombiano, la desigualdad de salarios entre hombre y mujeres alcanzó el 28% este año, según estimaciones del DANE, que también revelaron que un 41% de la fuerza laboral de planta son mujeres y en cargos de alta dirección sólo ocupan un 34%. Asimismo, según la CEPAL, se afirma que, en países como Colombia, de 48,6 horas laboradas, a las mujeres se les paga 19,5 de estas, mientras que los hombres reciben pago por 40,3 de estas horas.

Tenemos que seguir trabajando en estas materias para garantizarles a las mujeres igualdad de oportunidades. Incluyendo además la presencia de más mujeres dentro de la política comenzando por su presencia y participación dentro de las colectividades para no ser un “relleno” en las listas, sino que haya paridad cuando se conformen las listas con miras a las elecciones.

Desde el Congreso de la República he venido trabajando en temas que se relacionan con las mujeres y que han tenido un impacto positivo. Por ejemplo, con la Ley 1823 que tiene por objeto que entidades públicas y privadas adopten dentro de sus instalaciones lugares destinados para la extracción y conservación en forma segura y digna la leche materna, además en óptimas condiciones de higiene, (Salas Amigas) durante el horario laboral.

Así mismo, en la discusión del Estatuto de la Oposición en las Comisiones Primeras Conjuntas del Congreso de la República radiqué varias proposiciones que fueron avaladas parcialmente por el Gobierno Nacional con las cual se busca garantizar el respeto de los derechos y deberes de mujeres en los diferentes partidos que se encuentren en oposición.

Entre estas iniciativas se encuentra la alternancia en la presidencia de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, así como garantizar los recursos que se destinarán para la financiación de los partidos de oposición que les permita desarrollar programas de participación política de las mujeres. Las proposiciones fueron presentadas teniendo en cuenta algunas propuestas recogidas por ONU-Mujeres, dentro de los talleres de trabajo realizados con la bancada de mujeres.

En nuestra agenda tenemos previsto presentar otros proyectos de ley que tienen que ver con las mujeres, como, por ejemplo, la ley del parto humanizado y otro relacionado con el acceso a la seguridad social de las trabajadoras sexuales. Se trata entonces no solo de analizar la problemática, sino de buscar soluciones para que se respeten los derechos de nosotras, las mujeres.

 

Compartir:

Comments are closed.