“Próximo activo que el Gobierno venderá será Ecopetrol”: USO

BOGOTA, 14 de enero_ RAM_ Después de la venta de Isagen a la canadiense Brookfield, la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo (USO), llevó a cabo un bloque de la entrada a las oficinas principales de Ecopetrol en Bogotá. El sindicato de la petrolera estatal afirma que el próximo activo que venderá el gobierno será Ecopetrol.

Edwin Castaño, presidente de la USO, señaló que como prueba de lo que podría pasar con Ecopetrol, tiene dos cartas que el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, envió en 2013 a los presidentes de la Cámara y el Senado, donde planteó un plan de enajenación de activos del Estado, “y en la lista la primera era Ecopetrol”.

Los sindicalistas dicen que todo apunta hacia ese objetivo, después del despido de 240 trabajadores en noviembre del año pasado y la salida de cientos de empleados de empresas contratistas de la petrolera, “Por eso, en la reunión de esta tarde solicitaremos la terminación de convenios de la empresa con la Policía (por $385 mil millones) y con el Ejército (por $1 billón), porque Ecopetrol no tiene por qué estar firmando este tipo de contratos”, señaló Castaño.

La empresa rechazó el bloqueo al ingreso al edificio principal, que perjudicó el ingreso de los empleados a sus sitios de trabajo. “La compañía respeta ejercicio de la actividad sindical que debe ser realizada conforme a las normas constitucionales y legales. Así mismo, exige que no se afecte la operación”, se expresó en comunicado de la compañía.

La comunicación de Ecopetrol también señaló que los bajos precios del petróleo, “nos exige a todos seguir trabajando en equipo para contribuir a la sostenibilidad de la Empresa y la generación de valor en beneficio de todos los colombianos”, Cerró.

Radicada denuncia contra Minhacienda Mauricio Cárdenas por venta de Isagen

La interpuso la Red de Veedurías Ciudadanas, RedVer, que radicó ante la Procuraduría, la Fiscalía y la Contraloría, una denuncia en contra del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, por supuestas irregularidades en la venta de las acciones que la Nación tenía en Isagén.

El recurso busca que se investigue por estos hechos a Cárdenas por la presunta comisión de los delitos de celebración de contrato sin los requisitos legales, interés ilícito en la celebración de contratos, prevaricato, concierto para delinquir, entre otros.

El presidente de RedVer, Pablo Bustos, señaló en el documento que supuestamente se habría determinado y direccionado el proceso “para impedir la concurrencia real y efectiva de una pluralidad de oferentes e interesados ciertos en dicho proceso, y de paso se coartó de manera deliberada la posibilidad de contar con una puja real por el precio final”.

En la acción se señala que como sólo hubo un oferente, el resultado del proceso fue ilegal e inconstitucional, afectándose supuestamente el interés, patrimonio y moralidad publica.

“Ninguna otra firma internacional podría aprestarse en solo dos semanas para efectuar una inversión de la magnitud propuesta, con la demanda de liquidez que implicaba”, añade el documento.

En la denuncia se señala que el ministro Cárdenas hizo oídos sordos a las advertencias de los organismos de control, que la Contraloría quiso hacerlo reflexionar sobre el impacto negativo que tendría la venta en las finanzas públicas y en especial sobre la necesidad de garantizar que el precio que se pagara por Isagén fuera superior al valor mínimo que había fijado el Gobierno Nacional.

“El valor de las acciones del Estado en Isagén asciende a 6,4 billones de pesos (unos 2.000 millones de dólares), los cuales serán invertidos en el programa de carreteras de cuarta generación (4G), necesarias para que el país supere su crónico atraso en vías de comunicación…En 2014, Isagén obtuvo un beneficio neto de 436.538 millones de pesos (unos 135 millones de dólares de hoy) y unos ingresos de 2,33 billones de pesos (unos 714 millones de dólares de hoy)”, finalizó.

“Hay que hacer juicio político al Gobierno por venta de Isagén”: senadora Sofía Gaviria

Ante la venta de las acciones de la Nación en Isagén, la codirectora nacional del Partido Liberal senadora Sofía Gaviria afirmó que su partido “no puede estar ni satisfecho ni tranquilo, mucho menos cuando la empresa que adquirió la mayoría accionaria de Isagén, la canadiense Brookfield, está, cuestionada seriamente por corrupción”.

“La prioridad del Partido Liberal, conforme a su ideario, es la de acompañar y defender los intereses de todos los colombianos”, declaró la parlamentaria. En consecuencia, en este momento, en el que ha sido privatizada la segunda mayor generadora de energía del país “los liberales debemos ser más coherentes y consecuentes que nunca y debemos insistir en la propuesta de apartarnos de la coalición de la Unidad Nacional”, continuó.

La congresista, que además es presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, hizo también un llamado al Congreso de la República, a “hacer, a causa de esta venta, un juicio político e histórico al Gobierno nacional”, una vez el parlamento reanude la legislatura.

La congresista Gaviria recordó que, de la mano de los senadores Viviane Morales y Horacio Serpa, ha emprendido, desde el 2014, en nombre del Partido Liberal, para impedir la venta de Isagén, numerosas acciones, entre las que se cuentan un proyecto de Ley, una demanda ante el Consejo de Estado, un debate de control político en la plenaria del Senado, una constancia firmada por 80 senadores, la redacción de un inciso en el Plan Nacional de Desarrollo y el envío de cartas a las empresas proponentes de la compra.

La senadora Gaviria lamentó que el Gobierno nacional no hubiera escuchado las objeciones del Partido Liberal a la venta de la empresa, a pesar de que se trata de “una colectividad que, además de haber conseguido las mayores victorias sociales de los colombianos y de representar a millones de ciudadanos que la han elegido en las urnas, ha sido indispensable para la aprobación en el Congreso de los principales proyectos de este gobierno”.

La senadora anunció que enfocará sus esfuerzos en lograr la aprobación del proyecto de Ley Isagén, que presentó, con otros senadores, a finales del año pasado. Tal proyecto busca impedir la privatización de las empresas energéticas públicas, sin previa autorización del Congreso.  “Esperamos que la Ley “Isagén” sea aprobada, para que lo poco que nos queda a los colombianos en materia energética no termine también en manos de negociantes extranjeros”, concluyó la senadora Sofía Gaviria.

Compartir:

Comments are closed.