Víctimas de Bojayá califican pedido de perdón de las Farc como ‘Show Mediático’

FARC-MASACRE-DE-BOJAYA-2002El representante de las víctimas de Bojayá, Delis Palacios Herrón, señaló este lunes que a la comunidad de este municipio chocoano no le interesa la solicitud de perdón hecha por los cabecillas de las Farc y agregó que el pedido de la guerrilla hace parte de un “show mediático”.

Palacios señaló que el pedido de las Farc no es suficiente ante la masacre registrada hace 13 años. “No nos interesa las solicitudes de perdón de los dientes para afuera ni nos interesa las solicitudes de perdón para show mediático después de lo que hemos vivido en el pacífico”, indicó el líder de las víctimas.

Por su parte, el grupo que representa a las víctimas de esta tragedia, dio a conocer un documento de 11 puntos donde piden, entre otros, la creación de una comisión encabezada por el Ministerio de Interior.

El Comité por los Derechos de las víctimas de Bojayá informó de la celebración de un “acto de reconocimiento de responsabilidad” por la masacre ocurrida el 2 de mayo de 2002, y la ceremonia fue de carácter privado “por su solemnidad y por respeto al dolor de las víctimas”.

Las declaraciones de las víctimas se conocen después de que las Farc reconocieron su responsabilidad y pidieron perdón al pueblo de Bojayá, donde con un cilindro bomba mataron a 79 personas, de ellas 48 niños y dejaron a más de un centenar heridas.

“Por conmovedora tragedia de Bojayá se ha pedido perdón. No se trató de un acto obligado, sino de una decisión libérrima del corazón”, escribió en su cuenta en Twitter alias “Iván Márquez”, en el único pronunciamiento que ha hecho el grupo guerrillero sobre el hecho que encabezó alias “Pastor Alape” junto a otros integrantes del grupo guerrillero conocidos con los alias de Pablo Atrato, Benkos Bioho, Matías Aldecoa, Érika, Isaías Trujillo y Antonio.

Estos sujetos viajaron en avión desde La Habana a territorio colombiano y luego fueron transportados en un helicóptero de la Cruz Roja a Vigia del Fuerte y desde allí siguieron por el río Atrato a Bojayá, donde la iglesia todavía en ruinas constituye un monumento a la salvaje masacre de las Farc.

El desplazamiento lo hicieron acompañados con representantes de las Naciones Unidas, del Comité Internacional de la Cruz Roja.
Allí pidieron perdón a los sobrevivientes de la matanza.

La visita de los integrantes de las Farc se realizó en absoluto secreto y por el gobierno asistieron el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo; la directora de la Unidad de Víctimas, Paula Gaviria, y el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora.

Según trascendió, el acto se inició con una obra de teatro que rememoró la tragedia y luego alias Pastor Alape pronunció un discurso para pedir perdón a nombre de las Farc.

Javier Tamayo Perdomo, de la Defensoría del Pueblo detallaó que el acto cumplido en Bojayá fue sobrio y sentido.

Destacó que el acto de contrición de las Farc fue seguido por la presentación de un pliego de petición por parte de las víctimas en el cual exigen verdad, justicia, reparación y no repetición.

La matanza de Bojayá, distante 228 kilómetros de Quibdó, la capital del Chocó, fue ejecutada por el llamado frente 58 de las Farc en un enfrentamiento armado con un reducto paramilitar, en desarrollo de una disputa por el control territorial de la zona sobre el río Atrato, por ser clave en la ruta del narcotráfico hacia Centroamerica.

Los combates se iniciaron el 1 de mayo, aproximadamente a las seis de la mañana, en Vigía del Fuerte entre los paramilitares y la guerrilla, concentrándose posteriormente en Bellavista.

Por ese motivo, los habitantes buscaron refugio en la Iglesia, en la casa cural y en la casa de las Misioneras Agustinas.
Fue al día siguiente cuando los guerrilleros de las Farc lanzaron pipetas de gas cargadas con explosivos, una de las cuales penetró el techo del templo y estalló dentro matando a 79 y más dejando heridas a más de un centenar.

Una comisión de Derechos Humanos que investigó los trágicos hechos responsabilizó de los mismos a las Farc y a las llamadas autodefensas.

Compartir:

Comments are closed.