Colombia no puede aceptar perder un milímetro de su territorio en el Caribe: Uribe

Al cumplirse tres años del fallo de la Corte de La Haya que le quitó a Colombia más de 75 mil kilómetros de mar territorial y se los entregó a Nicaragua, el expresidente y senador Alvaro Uribe Vélez consideró que el gobierno colombiano está en mora de decir que inaplica esa sentencia y de denunciar su adhesión a esa Corte Internacional.

“Colombia no puede arriesgar perder un milímetro de ese mar, que es de los colombianos de San Andrés, tiene que hacer todos los esfuerzos, yo creo que es mejor tener 40 años de tensiones que ceder ese mar”, precisó Uribe Vélez en una declaración que entregó sobre el fallo de la Corte de La Haya que le cercenó a Colombia el 40 por ciento del mar territorial, esto es, alrededor de 75 mil kilómetros cuadrados, en el archipiélago de San Andrés y Providencia.

En la declaración, el expresidente y senador de Centro Democrático hizo las siguientes precisiones:

“Cumplidos tres años desde que se produjo la sentencia ilegal e inconsistente contra el mar colombiano de San Andrés, por parte de la Corte de La Haya. Hay varias preocupaciones. La primera, el Gobierno no ha dicho de manera categórica que va a inaplicar absolutamente el fallo o a rechazarlo, cuando de por medio es un fallo ilegal, inconsistente, absolutamente dañino para Colombia.

Segundo. No obstante que el Gobierno anunció el retiro de pacto de Bogotá, no denunció la participación de Colombia en la Corte Internacional y se han presentado dos nuevas demandas de Nicaragua. Una demanda en la cual Nicaragua le solicita a la Corte que ordene al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas obligar a Colombia a cumplir con el fallo, y una segunda demanda en la cual Nicaragua le pide a la Corte de La Haya que ordene la delimitación de la Plataforma Continental Extendida que -en concepto de algunos- podría cometer la injusticia de traer un mar nicaragüense hasta bastante cerca de Cartagena.

El Gobierno presentó excepciones previas, pero conociendo los antecedentes se corre el riesgo de que la Corte diga que es competente y que vaya al tema de fondo, y que entonces acepte de manera ilegal, injusta, esas pretensiones de Nicaragua, total o parcialmente.

Por eso nosotros creemos hoy que estamos en mora de que Colombia diga, primero, que inaplica absoluta y permanentemente la sentencia de 2012. Segundo, que Colombia considere denunciar su adhesión a la Corte Internacional y por ende, complemente eso diciendo que no acepta perder un milímetro al Este del Meridiano 82.

En el evento de que no quiera avanzar en la denuncia, que anticipe claramente que no aceptará ninguna decisión que afecte los derechos de Colombia al Este del Meridiano 82.

Hemos, durante estos tres años, aceptado que no haya una declaratoria contundente de Colombia contra el fallo, eso es peligroso, porque ya muchos ciudadanos de San Andrés dicen cómo han sido perjudicados para utilizar mar colombiano, y segundo, corremos el riesgo de algo peor que sería la Plataforma Continental Extendida. Dada la experiencia con la Corte, lo que nosotros pensamos que el Gobierno de Colombia debe proceder a unas declaraciones y a unas acciones categóricas.

El fallo de la Corte es un riesgo porque como puede decir que sí que en realidad no es competente, también puede decir que es competente y de ahí avanzar a un fallo de fondo para ordenar que se determine la Plataforma Continental Extendida en favor de Nicaragua, lo cual es totalmente injusto, va contra lo que ha sido una posesión pacífica, histórica, con títulos e ininterrumpida. Entonces para qué correr ese riesgo, si Colombia hace dos, tres años no quiso denunciar su adhesión a la Corte de La Haya que considere hacerlo ahora y si definitivamente no va a denunciar, por lo menos que produzca la declaración categórica de que no acepta que sus derechos afecten un solo milímetro al Este de Meridiano 82.

Si usted lee la Convención de Viena sobre las normas de interpretación y aplicación de los tratados, usted podría llegar a la conclusión de que frente a estos tratados teníamos varias opciones. Una opción, el retiro del Pacto de Bogotá que se hizo, pero con la consecuencia de que la Corte es competente para conocer demandas contra el país que anuncia el retiro dentro del año siguiente, que es lo que nos ha pasado con Nicaragua.

Y la otra figura, la figura general de la Convención de los Tratados, de la Convención de Viena, es la figura de la denuncia, que parece procedente en cualquier momento. Estaríamos tarde, pero no extemporáneamente.

Colombia no puede arriesgar perder un milímetro de ese mar, que es de los colombianos de San Andrés, tiene que hacer todos los esfuerzos, yo creo que es mejor tener 40 años de tensiones que ceder ese mar.

Compartir:

Comments are closed.