“Entre marzo y mayo se estará haciendo la refrendación”: Roy Barreras

Colprensa. Controvertido, protagonista o hasta pantallero, como algunos le califican, lo cierto es que Roy Barreras es el congresista a quien por estos días el presidente Juan Manuel Santos le confío una parte fundamental del proceso de paz, liderar desde el Legislativo la aprobación de las normas que se requieran para su implementación.

Por estos días el senador Barreras tiene la tarea de ser el coordinador ponente de la reforma constitucional que otorga los mecanismos legales para implementar los acuerdos de paz, por medio de facultades especiales al Presidente de la República y la creación de una Comisión Legislativa Especial que tramitará leyes y reformas en un plazo de seis meses de forma rápida y expedita.

También es autor del proyecto de ley por medio del cual se convoca a los colombianos a votar en un plebiscito para ratificar los acuerdos de paz, mecanismo que contará algunas características especiales, por ejemplo no tener umbral.

Barreras, en entrevista con Colprensa, habló también del alcance que tiene el proceso de paz que se viene negociando con las Farc, del cual asegura no tendrá impunidad. Su voz crítica la dirige al uribismo del cual no duda que hará campaña para que no sea aprobado el proceso de paz en las urbas.

– Usted ya se ha reunido con las Farc en tres ocasiones, ¿le cree hoy a la guerrilla en su propósito de paz?

Yo no le creo a la guerrilla la mayoría de las cosas que dice por varias razones: han mentido varias veces y porque detrás de sus comunicados hay elementos de estrategia política y hay que saberlos leer. En lo que sí creo es en su decisión de abandonar la guerra e ir hacia la paz. En estos tres años han cambiado cosas de manera positiva.

De un nivel muy alto de desconfianza y desconocimiento de las Farc de lo que son las instituciones ahora han pasado cosas impensables hace un par de décadas: ya reconocen la institucionalidad, han aceptado asumir un modelo de justicia, la transicional, que es un paso trascendental. Entiendo los dos grandes temores.

– ¿Cuáles son?

Las guerrillas temen por su seguridad física y jurídica. En la primera los antecedentes, que hace algunos días en La Habana expresaron claramente al referirse al asesinato de Carlos Pizarro, del M-19, cuarenta días después de firmar el proceso de paz. No quieren ese destino, el rebrote del paramilitarismo, es natural que tengan ese temor.

La seguridad jurídica también es importante, se trata de cambiar la guerra por la democracia, y en eso no hay que ser fariseo y por supuesto que tiene que haber participación política de quienes se desarmen, de quienes reparen a las víctimas.

– ¿Le preocupa la interpretación equivocada que se les da a los comunicados de la guerrilla, incluso desde los sectores amigos del Gobierno?

Me preocupa en especial el miedo que les han sembrado a los colombianos de buena fe los enemigos de la paz. De tanto repetir falsedades la gente empieza a creerlas, es una vieja estrategia para estimular el miedo y llevar las sociedades hacia la guerra. En los debates hemos demostrado cómo fue que en el Gobierno de Álvaro Uribe se ofrecieron las cosas que ellos mismos hoy critican.

Una de las tantas críticas que le hacen al plebiscito es que es un engaño porque se les va a preguntar a los colombianos por el Sí o el No, porque consideran que se debe preguntar por todos los temas. Les recordé que en el referendo del 2003 la pregunta 19 que nos mostraron a los colombianos era precisamente para que se decidiera en bloque por el Sí o el No. Estoy seguro de que no era un engaño de Uribe a los colombianos, era un asunto práctico.

– Hoy los colombianos escuchan que está listo el acuerdo de paz, que lo deben refrendar, que hay una reforma que ustedes discuten en el Congreso ¿No le preocupa que los ciudadanos no entienda y se desmotiven?

Los colombianos tienen grandes dudas sobre el proceso y es nuestra obligación aclararlas, explicarle cómo el país en paz es más próspero, que el país se dedique a la seguridad ciudadana que es lo que más les preocupa hoy a los compatriotas. Estos asuntos se han descuidado por cuenta de invertir el grueso de los recursos de una guerra que no ha dejado sino muertos.

Las dudas de la gente están sembradas casi todas en el miedo que venido haciendo la oposición a la paz, que sólo quiere mantenerse en el Gobierno con el discurso en la guerra. En la historia de la humanidad se ha visto que líderes mesiánicos utilizan un enemigo real para ofrecerse como los únicos salvadores y conducir los pueblos a la guerra.

– ¿Pero desde el Congreso parece que se les están tapando verdades a los colombianos sobre lo que va a pasar, por ejemplo que las Farc llegarán con curules transitorias como lo ha dicho el presidente Santos?

Todo tiene sus momentos y sus condiciones, pero lo cierto es que no habrá curules a dedo para las guerrillas sin pasar por las urnas.

– ¿Por qué no si eso ya pasó en 1991?

Porque los procesos de paz en el pasado todos fueron de impunidad. Este será el primer proceso en el mundo con aplicación de justicia, los procesos de paz, incluyendo el del M-19 que firmó Uribe, desconocieron a las víctimas. Lo que resulta justo es que quienes se desmovilizan primero asuman compromisos con la Justicia Transicional, si cumplen las condiciones tendrán el derecho a la participación política y esto aún no se ha cumplido.

– Quitaron de la reforma lo referente a que el Presidente designe en la Comisión Legislativa Especial a miembros que no sean congresistas, ¿pero esto no lo volverán a meter más adelante en lo que falta de la discusión?

Puede ser necesario, pero depende de la evolución de los diálogos en La Habana, pero mi responsabilidad es aprobar con éxito este proyecto y evitar hasta donde sea posible el ruido, las innecesarias polémicas. La propuesta que hice varias semanas atrás la mal utilizaron para generar una falsa información y decir que estábamos dando curules a la guerrilla en el Congreso. Ni era en el Congreso, ni era para guerrilleros y ni eran curules. Era la participación de académicos, de voceros ideológicos de sectores militares y voceros afines a la guerrilla pero ya estando desarmada para hacer un acompañamiento a esa Comisión Legislativa. Por lo anterior lo retiré del proyecto.

Lo mismo ocurrió con el senador Antonio Navarro, él tiene la convicción de que habrá participación política, pero prefirió retirar el artículo por ahora porque aún no hay desarme, no está finiquitado el tema de la Justicia Transicional. Esto puede cambiar en los seis debates que quedan.

– ¿Definitivamente hay que cambiar el mecanismo actual que se tiene para realizar el plebiscito para que sean aprobados los acuerdos de paz?

Lo dijo la Corte Constitucional en sentencias respectivas y señaló que el requisito que se ha puesto de umbral es desmesurado, y es que es el 50 por ciento más uno del censo electoral, es decir se necesitan más de quince millones de electores, más de lo que se necesita para elegir Presidente, eso es absurdo. Se debe corregir ese error, y eso se busca en este proyecto de ley que se está tramitando.

– ¿Cuál es cronograma que usted piensa van a tener la reforma constitucional de la paz y el plebiscito por la paz?

El acto legislativo marcha bien, está con los términos ajustados, pero los tiempos alcanzan si la Cámara ve la importancia de esta reforma. En la discusión se prevé que se profundizará sobre la conformación de la Comisión Legislativa Especial.

El tema del plebiscito está en aprietos, ha estado en el congelador. Hay que reconocer que el asunto de la refrendación se debe definir en la mesa de negociación conjuntamente, entendemos esa bilateralidad, pero esperamos que las Farc comprendan que esta paz no se hará a espaldas de los colombianos.

– ¿Y las Farc sí aceptarán que tramiten estas reformas desde ya en el Congreso?

Yo veo una afirmación positiva en la declaración negativa que dio ‘Iván Márquez’ el miércoles al criticar que desde el Congreso se les negó el derecho a la participación en política al haberse negado en la reforma que se tramita, eso significa que sí lo esperaban. Además, esto significa que están entendiendo que el acto legislativo es importante, como también que compartan el plebiscito porque es indispensable.

– Ya llegó el mensaje de urgencia al proyecto, ¿entonces cuando va salir aprobado?

Justamente en diciembre y no puede salir después porque hay sesiones interrumpidas. Si se cumplen los cronogramas, en marzo se firma la paz definitiva y por eso de inmediato se debe hacer la refrendación para que entre en vigencia. Las propias Farc sabrán que sólo inician el desarme si los colombianos le dicen Sí a la paz.

– ¿Esta ley del plebiscito deberá tener control previo de la Corte Constitucional?

Esa es otra razón por la cual debe aprobarse ya, para que entre enero y marzo la Corte Constitucional pueda pronunciarse porque es requisito indispensable.

– ¿Los que no estarán de acuerdo con la aprobación de los acuerdos se presentarán con esta bandera o de forma diferente?

Obvio que lo van a disfrazar, claro que será un No a la paz porque les conviene seguir con la guerra. Van a decir que la paz premió la impunidad y es una mentira grotesta, porque la paz que se firmó en los Gobiernos pasados era una paz con impunidad.

– ¿Cuándo se estaría votando la refrendación?

Entre marzo y mayo se estará haciendo la refrendación, para que en mayo empiece la desmovilización y el desarme. Luego de eso entrará en vigencia el acto legislativo y empezarán las facultades especiales al Presidente y la Comisión Legislativa Especial.

Compartir:

Comments are closed.