Deterioro del sector panelero y azucarero en Colombia va a revisión

A fin de encontrar salidas a la crisis que desde hace dos años sacude al sector panelero y azucarero colombiano, este lunes se realiza un foro en el que estarán sentados en la misma mesa representantes del ese renglón productivo, voceros del Gobierno Nacional e integrantes del Congreso.

El salón Boyacá será el epicentro en donde se buscarán alternativas para mejorar el panorama de los miles de colombianos dedicados al cultivo, procesamiento y comercialización de la panela y que en las últimas semanas se ha afectado por causa de los incendios de varias hectáreas dedicadas al cultivo de la de caña de panela, especialmente en Cundinamarca.

En el encuentro se analizará la situación socio-económica de este sector que ocupan una alta proporción de mano de obra y generan ingresos a través de una cadena productiva con alta participación del sector rural. Igualmente se buscarán fórmulas financieras que faciliten sacar del retraso tecnológico en el que se debate este renglón de la economía.

En la última década, el sector ha presentado una crisis estructural que se ha venido intensificando desde 2012 en razón a las pérdidas de eficiencia y el deterioro de la cadena de valor para la sostenibilidad del ingreso, comentó el parlamentario Ciro Ramírez, promotor de foro.

En estudios realizados para Colombia sobre la panela, se le identifica como la segunda agroindustria más importante en Colombia después del café.

Las explotaciones se hacen a pequeña escala con escasa transferencia tecnológica a partir de mano de obra familiar o de bajo costo, la mecanización es rudimentaria y la productividad de los factores varía entre unidades productivas.

En este sentido se identifica al sector como uno de los más rezagados tecnológicamente, con poca inserción en un modelo competitivo caracterizado por funciones de asociatividad e implementación de estrategias de mercado y una estructura de precios débil.

De acuerdo con estudios de la Súper Intendencia de Industria y Comercio, esta agroindustria se puede desagregar en eslabones en los que intervienen proveedores de insumos, productores, comercializadores mayoristas, comercializadores minoristas y clientes finales, y su estructura se caracteriza por contar con un número de productores mayor al número de compradores o acopiadores, por lo que podría presentarse una restricción a la competencia por parte de estos últimos.

Actualmente en el país existen 18.178 trapiches en operación y operan en 12 departamentos, que poseen 17.562 unidades productivas, concentrando el 96,61%. El 55.1% de los trapiches tienen una productividad menor a 50Kg /h, y solo el 0,8% producen más de 200Kg/h. entendiéndose por lo tanto una significativa brecha del producto para equilibrios máximos entre productores.

Cundinamarca, Cauca y Antioquia poseen la mayor participación en unidades productivas, con un agregado de 10.050 trapiches y una concentración productiva de 55,28% suponiendo que estos tienen una productividad para el rango de 50Kh/h y 100Kg/h como producto final.

Compartir:

Comments are closed.