Venezuela descarta presencia de grupos irregulares colombianos en su territorio

image_preview

El ministro del Interior de Venezuela, Tareck El Aissami, descartó la presencia de la grupos irregulares en territorio venezolano, en el marco de un operativo contra el narcotráfico ejecutado este jueves, luego que Colombia informara las coordenadas en las que supuestamente se habrían refugiado grupos insurgentes.

Desde la población de Riecito, a unos 45 kilómetros con la frontera de Colombia y en el estado fronterizo Apure, El Aissami expuso que “Revisamos, no había absolutamente nada que indicara que haya presencia de grupos irregulares”.

“Estuvimos en cada coordenada que el Gobierno colombiano facilitó” y ahora “sigue la Fuerza Armada desplegada, pero hasta ahorita no hemos encontrado ningún indicio que señale la presencia de grupos irregulares en nuestro territorio”, precisó el Ministro, que dirigió la operación contra el narcotráfico.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó el pasado día 21 la patrulla de la zona después de que su colega colombiano, Juan Manuel Santos, le llamara para informarle de la supuesta presencia en Venezuela de miembros de las FARC, quienes habrían ingresado en el territorio tras un enfrentamiento que dejó al menos 12 militares muertos.

Se ha desplegado tres mil efectivos a la zona y detenido a diez colombianos que fueron entregados a las autoridades del vecino país para que verificara sus identidades.

Los Gobiernos de Venezuela y Colombia acordaron el pasado día 24 multiplicar los esfuerzos orientados a fortalecer la seguridad en la zona fronteriza tras una reunión en Caracas de los cancilleres de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, María Ángela Holguín.

Venezuela y Colombia retomaron sus relaciones en julio de 2010 después de que Chávez las rompiera en rechazo a denuncias del entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010) de que guerrilleros de las FARC se escondían en ese país.

Destrucción de pistas

Durante el operativo de este jueves, El Aissami precisó que se logró la destrucción de una pista clandestina usada para el tráfico de drogas, además de la inhabilitación de otras 35 en el estado Apure.

Puntualizó, además, que desde 2007 han sido detectadas y destruidas 333 pistas ilegales en varias regiones del país, que funcionaban en el territorio nacional como zona de tránsito para transportar lotes de droga hacia el extranjero.

El Aissami también refirió que en la operación fueron destruidas 11 aeronaves, 16 centros de acopio y 11 vehículos, que fueron inhabilitados en sectores al norte del río Meta, en la frontera con Colombia.

Explicó que las organizaciones del narcotráfico se dedicaban al transporte de sustancias ilícitas por medios terrestres y fluviales hacia Venezuela y posteriormente eran distribuidas hacia otros países.

Deja un comentario