‘No necesito pedirle permiso a nadie’, le responde Cepeda a Barguil

Una fuerte respuesta le envió este miércoles el senador conservador Efraín Cepeda al jefe de su partido, David Barguil, después de que este lo desautorizara por haber asistido la noche anterior a una reunión en la Casa de Nariño en la que se dio un principio de acuerdo político en torno a la necesidad de impulsar reformas para desarrollar los acuerdos de paz.

Lo que parece ser la continuidad de una división interna entre los ‘azules’ por sus opiniones divididas en torno a los diálogos con las Farc, tomó un matiz más fuerte este miércoles con la postura que sentó Cepeda frente a Barguil, e incluso lo conminó a que defina si es o no amigo de la paz.

No tengo que pedirle permiso a nadie para asistir, en mi calidad de senador y miembro de la comisión de paz, a donde mi concurso sea útil para contribuir a la paz”, enfatizó Cepeda en declaraciones. Y puntualizó: “En este proceso debemos definir quiénes son amigos de la paz y quiénes no”.

La cita en Palacio a la que asistió Cepeda y que motivó la desautorización institucional que le hizo Barguil, fue citada por el presidente Juan Manuel Santos y tenía como fin comenzar a explorar con los legisladores afines al Gobierno los mecanismos más idóneos para construir el andamiaje jurídico que se necesita para desarrollar los acuerdos de paz.

Cepeda, quien ha sido siempre cercano a Santos junto a otros varios congresistas del Partido Conservador (colectividad que oficialmente no ha estado en la Unidad Nacional pero ha acompañado varias de las propuestas que impulsa), acudió, según dijo, como legislador que quiere que el conflicto armado llegue a su fin.

Claro que en la mañana de este miércoles, Barguil emitió un comunicado de prensa señalando que la asistencia de Cepeda a esa cita era vista por la institucionalidad del conservatismo como una apuesta por desinstitucionalizar a los partidos, lo cual afecta el interés de lograr la paz.

“El senador Efraín Cepeda Sanabria no es vocero del Partido Conservador, por lo tanto sus opiniones no representan el pensamiento de la colectividad en torno a un tema tan importante como el proceso de paz. Si el Gobierno Nacional le está apostando a la desinstitucionalización de los partidos, no podemos imaginar cómo se sacará adelante el proceso de paz”, aseguró Barguil en su pronunciamiento.

EL TIEMPO

Compartir:

Comments are closed.