En Colombia hay 38 casos de violencia sexual al día

BOGOTA, 25 de Mayo_ RAM_ La Defensoría del Pueblo se sumó a la primera conmemoración del “Día por la dignidad de las mujeres víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado”, establecida por el Decreto 1480 de 2014, dentro de la Ley 1719 de este mismo año, cuyo objetivo es garantizar el acceso a la justicia de la población femenina afectada por este flagelo.

Desafortunadamente, el delito de la violencia sexual lejos de haber desaparecido de la vida de las mujeres colombianas, sigue siendo parte de su cotidianeidad, como lo demuestran las últimas cifras del Instituto Nacional de Salud, según las cuales durante este año se han presentado 5.243 casos, es decir 38 diarios en promedio. Esta situación se une a los actos que continúan ocurriendo en el marco del conflicto armado, encontrando que en el Registro Único Nacional de Víctimas para el año 2014 fueron reportados 284 delitos contra la libertad y la integridad sexual, y en lo que va corrido del año 2015 ya han sido denunciados 10 episodios lamentables.

De acuerdo con el Informe anual 2014 del Secretario General de Naciones Unidas sobre violencia sexual relacionada con los conflictos, elaborado en el marco de las resoluciones emitidas por el Consejo de Seguridad de ese organismo internacional, Colombia cuenta con importantes avances normativos para hacer frente a este delito, pero aún persisten grandes dificultades para su implementación, en un contexto donde las nuevas dinámicas del conflicto armado generan riesgos particulares para las mujeres, vinculados con la violencia sexual.

Por lo anterior, la Defensoría del Pueblo considera que la conmemoración de este día se constituye en una oportunidad para visibilizar esta grave situación y hacer un llamado a todas las instituciones públicas a fin de fortalecer las acciones encaminadas a la prevención de estos delitos, y a implementar mecanismos de protección y judicialización que permitan castigar con toda severidad hechos tan atroces.

Para la Defensoría, el reconocimiento a la dignidad de las víctimas de violencia sexual en Colombia se convierte en una manera simbólica de reparar colectivamente el daño generado, particularmente por los agresores, pero al mismo tiempo por una sociedad que permaneció en silencio durante años frente al dolor anónimo de miles de mujeres maltratadas en lo más íntimo de su integridad.

Compartir:

Comments are closed.