Magistrados del nuevo tribunal de aforados podrían acusar a los investigados

SENADO-RECINTO-PLENARIAEl gobierno nacional ya definió cuáles serán los cambios que espera se incorporen para la segunda vuelta en la reforma del equilibrio de poderes, en donde las principales modificaciones serán en la creación del tribunal de aforados, con el cual se acabará la Comisión de Acusación de la Cámara.

De acuerdo con el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, después de una serie de consultas y recomendaciones, el Gobierno decidió cambiar la forma como irá a operar ese tribunal que espera investigar a los altos funcionarios.

Lo primero que plantea es que los magistrados que estarán en ese tribunal se designarán por ternas que se integran por meritocracia y no por recomendaciones, proceso en el que no tendrá nada que ver el Congreso, que será el encargado de escoger a esos miembros.

Frente a las competencias y facultades, Cristo señaló que el Gobierno entendió que es insuficiente dejar a esos magistrados con la sola tarea de investigar, por que ahora proponen es que ellos también tengan la capacidad de acusar y que sea el Congreso en pleno el que decida si es indigno de seguir en ese cargo en que se encuentra el invetigado.

En el sistema actual la Comisión de Acusación se encarga de investigar, si en la misma se considera que hay méritos el caso pasa a la plenaria de la Cámara en donde se hará una acusación para que luego sea la plenaria del Senado la que juzgue al aforado.

“Creemos que se debe separar la responsabilidad jurídica de la penal de los aforados, debe entonces el tribunal de aforados valorar esa responsabilidad política y penal, si es solo política, en un periodo muy breve, para valorar e ir al Congreso en pleno y acusar. El Congreso pleno tomará la decisión de desvincular sin menoscabo de la responsabilidad penal que tenga el investigado”.

Otro cambio que se plantea es que se ponga una inhabilidad a los magistrados que salen de la corte en la que se encuentren para que no litiguen ante la misma, “no se está diciendo que no pueden ejercer, sí lo pueden hacer en otras cortes”.

También el ministro Cristo señaló que se propondrá que ante el retiro del análisis exclusivo de las tutelas de la sala disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, la misma se dedique de lleno a la sanción de magistrados y jueces.

En lo político el gobierno propondrá que las modificaciones previstas al voto preferente, es decir listas cerradas, sólo pueda entrar en vigencia hasta cuando se haya expedido una ley estatutaria de partidos con el fin de modernizar y fortalecer sus mecanismos internos de democracia.

También se echará atrás la propuesta de que haya un 30% de la conformación del Senado, que hoy es nacional, sea regional para aquellos departamentos en donde hoy no hay representación en esa corporación. Sin embargo explicó que se buscará un mecanismo alterno que le permita a esas regiones podrán tener vocería en el Senado.

A su turno el coordinador ponente, Armando Benedetti, sostuvo que “el anuncio del Presidente sobre el Tribunal de Aforados es bueno, pero creo que hace falta más para que Magistrados tengan jueces. Si el Presidente abrió la puerta, significa que llegaremos a un óptimo Tribunal de Aforados”.

Benedetti sostuvo que seguirá insistiendo en crear un Tribunal de Aforados capaz de investigar, acusar y sancionar a los magistrados de las Altas Cortes.

Compartir:

Comments are closed.